BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

  • View
    213

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    1/34

    1

    BLOQUE IV.- EL DESPLIEGUE INSTITUCIONAL DEL DERECHO DEL TRABAJODURANTE LA II REPÚBLICA

    4.1. LA II REPÚBLICA Y SU CAMBIANTE SIGNO: REFORMA, REACCIÓN,REVOLUCIÓN

    La vía pacífica e imprevista de unas simples elecciones municipales logró mediante un «plebiscitoinesperado» lo que desde hacía tiempo perseguía el proyecto de golpe revolucionario preparado paradiciembre de 1930 y frustrado con el encarcelamiento de su !omit" !entral por la impacienteactuación de algunos de sus participantes#

    $l resultado electoral del 1% de abril de 1931 pone fin al sistema político de la &estauración cuyaruina habían intentado in'tilmente detener los tecnócratas de la (ictadura de )&*+,  ($  & *-$&.# Lasustitución no fue simplemente de /obierno sino de &"gimen por segunda ve en nuestra historia laforma mon2rquica era desplaada por la republicana#

    $ste desplaamiento se vivió por grandes sectores del país con esperana y hasta con entusiasmo conuna ilusión no e4enta de elementos míticos que recordaba los fervores liberales de 15%0 1565 y 1573#

     8o en vano una alta vo ciudadana la de ,&:$/.  ; /.quier otra cosa venía "ste obligado a acometer una política de reformas sociales en defensa de los m2snecesitados política de la que debía ser e=e la adopción de una nueva legislación de traba=o y de cuyaamplitud y sinceridad como se ha dicho con toda raón dependía «el "4ito o el fracaso de la &ep'blica»#

    nete se adscribía a partidos y grupos de inspiración republicana liberal de diversa intensidad reformistaBdesde la posición de los católicos conservadores .L!.LF  @.+,&.  y +.G&. hasta la m2s radical [email protected] y !.

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    2/34

    %

    figura de "ste y posteriores gobiernos mostraba mayor afición por los temas educativos religiosos ymilitares que por los de naturalea socioeconómica#

    cia el político socialista#

    $l influ=o socialista en la primera etapa republicana =ustamente la gran etapa legislativa y degobierno en materia social discurrió por vía de moderación y reformismo fabianos «en lugar deapelar a las violencias verbales o a la agitación desordenada de las dem2s formaciones de iquierdas lossocialistas propugnaron la acción metódica y disciplinada»# $l ala socialdemócrata del )ley sobre ,rganiación !orporativa 8acional#

    %# .spectos laborales de la reforma agrariaLa cuestión agraria es sin duda la m2s honda preocupación del /obierno )rovisional# «La reforma

    agraria afirma [email protected]  en un discurso de =ulio de 1931 es lo m2s urgente en el /obierno de la&ep'blica### porque tenemos pendiente en .ndalucía y en otras regiones de $spaEa un problema graví>simo el de la conservación del orden y el del mantenimiento de la vida de los ciudadanos amenaadosdel hambre y de la perturbación social»#

    $l (ecreto de 19 de mayo de 1931 dictado para autoriar a las .sociaciones de obreros del campo para celebrar contratos de arrendamiento colectivo anuncia que «las pró4imas !ortes han de pronunciarse pronto en cuanto al ordenamiento de una cabal reforma que orientada hacia los principiosde =usticia y utilidad social renueve el r"gimen de la propiedad de la tierra y el de los contratosagrarios»# Lo cierto es que las !ortes no aprobarían hasta septiembre de 193% la Ley de Kases de la&eforma .graria y que la aplicación de "sta habría de ser lenta e insuficiente#

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    3/34

    3

    regulación de diversos problemas del traba=o»# $s significativo que el Murado +i4to reapareca en elr"gimen republicano en el 2mbito agrario y que sólo meses m2s tarde Ben septiembre de 1931C se reguletambi"n para el sector industrial#

    @.+,&.  y el ministro de:raba=o y )revisión L.&/, !.K.LL$&, y convertido en Ley por la de 9 de septiembre de 1931 fi=a la

     =ornada m24ima legal de ocho horas para los «obreros dependientes y agentes de las industrias oficios ytraba=os asalariados de todas clases realiados ba=o la dependencia e inspección a=enas por cuenta del$stado### como por cuenta de $mpresas privadas o particulares»#

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    4/34

    ?

    La Ley que parte de la concepción cl2sica en cuanto al traba=o regulado por el (erecho del :raba=o traba=o dependiente y por cuenta a=ena fi=a «e4clusiones reducciones y ampliaciones» frente a laregla general y otorga un destacado protagonismo en orden a su aplicación a los «organismos pari>tarios» esto es a los Murados +i4tos e4istentes en el sector agrario y a los !omit"s paritariossubsistentes con car2cter provisional para la industria hasta la promulgación de la Ley de %7 denoviembre de 1931#

    :estimonio elocuente de la calidad t"cnica y eficacia pr2ctica de la Ley de Mornada +24ima Legal essu mantenimiento a lo largo de toda la era franquista e incluso despu"s de ella#(estaca tambi"n por su valor simbólico el (ecreto de %% de abril de 1931 que declara festivo el día

    1#N de mayo en recuerdo de la manifestación de 1#N de mayo de 1590 cuyo principal ob=etivo fue elestablecimiento de la =ornada legal de ocho horas «aspiración dice el (ecreto de las grandes masastraba=adoras de todas las 8aciones»#

    +erece cita tambi"n el (ecreto de %9 de mayo de 1931 Bconvertido igualmente en Ley por la de 9 deseptiembreC que fi=a la intervención de los (elegados regionales de :raba=o en las reclamacionescolectivas para «modificar las condiciones de traba=o»#

    ?# 8uevas normas sobre seguros socialesGna muestra m2s de la preocupación preferente del /obierno )rovisional hacia los traba=adores

    agrarios es la aprobación por (ecreto de 1% de =unio de 1931 de las Kases de .ccidentes del :raba=o enla .gricultura# (icha norma que la Ley de 9 de septiembre de 1931 elevar2 a rango legal se inspira en

    la necesidad de adaptar la legislación interna a lo acordado en la *** !onferencia *nternacional del:raba=o B/inebra 19%1C y por primera ve en nuestro país protege con car2cter general a los obrerosagrícolas frente a los accidentes de traba=o#

    La Ley se destina a la tutela de los «obreros» agropecuarios entendiendo por obrero a «todo el quee=ecuta habitualmente un traba=o manual por cuenta a=ena» así como a «los criados que no est"ndedicados e4clusivamente al servicio personal del patrono o de su familia» BKase %# aC# $l «patrono»sigue concibi"ndose en t"rminos eminentemente patrimoniales m2s que contractuales laborales la Kase1#a entiende en efecto por patrono al «propietario aparcero arrendatario###» «contratista» etc#

    La protección del obrero agrícola se garantia mediante un doble mecanismo =urídico la asistenciam"dico>farmac"utica corre a cargo de +utualidades que han de constituir colectivos no inferiores a cien

     patronos las indemniaciones han de ser satisfechas por la !ompaEía de seguros con la que hubieracontratado el patrono o por "ste directamente en caso de falta de seguro#

    $n otro orden de cosas el (ecreto de %6 de mayo de 1931 dispone que el

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    5/34

    O

    Las !ortes !onstituyentes elaboraron una Ley Dundamental de corte demoliberal con influencias dela !onstitución me4icana de 1917 de la de Qeimar de 1919 y algunas otras de menor entidad#!iertamente la de 1931 no fue una !onstitución socialista como en su día reconoció el )residente de la!omisión que redactó el )royecto el profesor Mim"ne de .s'a al definirla como «obra de transigenciaentre los m2s dispares criterios de las distintas fracciones políticas» representadas en las !ortes# $lespíritu transaccional de la !onstitución republicana que sin embargo no obtuvo la aquiescencia dela derecha se plasmó en un «compromiso con la economía mi4ta» como se ha escrito oportunamente«podían invocarse algunas de sus cl2usulas para =ustificar el socialismo y podía considerarse que otrassuponían una salvaguardia contra "l»#

    !on independencia de esa cierta ambigRedad que sería largo raonar si fue m"rito o dem"rito de laLey Dundamental no puede dudarse de la enorme trascendencia de "sta por un lado porque aborda«una serie de problemas presentes a lo largo de todo el siglo I*I nunca solventados y que la &ep'blicahereda no e4entos de notable virulencia» como los relativos a las libertades p'blicas la cuestiónreligiosa o la organiación territorial del $stado por otro lado porque por ve primera en nuestrahistoria constitucional se ocupa de modo e4preso y circunstanciado del traba=o asalariado#

    $n efecto ya en su artículo 1 la !onstitución de 9 de diciembre de 1931 proclama que «$spaEa esuna &ep'blica democr2tica de traba=adores de toda clase» fórmula bien significativa del aliento socialde la Ley Dundamental por m2s que haya merecido en su tiempo y ahora toda suerte de críticas#$n su artículo ?6 es el precepto central en materia laboral de la !onstitución# $n "l se configura eltraba=o como «obligación social» y se dispone que «goar2 de la protección de las leyes»# «La &ep'blica

     prosigue el citado artículo desplegando un completo programa de legislación laboral asegurar2 atodo traba=ador las condiciones necesarias de una e4istencia digna# =urídica de los factores que integranla producción la participación de los obreros en la dirección la administración y los beneficios de lasempresas y todo cuanto afecte a la defensa de los traba=adores»#

    Munto a este trascendental cat2logo de proyectos legislativos sociales la !onstitución dedica otros preceptos a la materia laboral el artículo 1O atribuye al $stado la competencia sobre la legislación socialy autoria a las «regiones autónomas» la mera e=ecución de "sta el artículo 31 reconoce el derecho a«emigrar o inmigrar» el 33 la libre elección de profesión el 37 prev" la e4igencia por el $stado de

     prestaciones personales civiles o militares a los ciudadanos el importante artículo 39 dispone que «los

    espaEoles podr2n asociarse o sindicarse libremente» en fin el artículo ?7 promete la protecciónespecífica de campesinos y traba=adores#!ortes y /obierno habrían de desarrollar en buena parte el ambicioso programa social de la

    !onstitución y ello en un corto plao convulsionado adem2s por continuos sobresaltos político>socialesy atenaado por una aguda crisis económica#

    %# La ley de contrato de traba=o ideología reformista y rigor t"cnicoLa piea fundamental de la legislación laboral republicana es sin ning'n g"nero de dudas la Ley de

    las !ortes !onstituyentes de %1 de noviembre de 1931 sobre contrato de traba=o una Ley =usto esdecirlo que debe mucho a su claro modelo alem2n el )royecto elaborado por Pein ),::P,DD  en19%3#

    !on la promulgación de esta Ley recibe la institución del contrato de traba=o por ve primera unaregulación completa y sistem2tica que supera sin duda a las ordenaciones anteriores y tambi"n a las

     posteriores sobre la materia# (e modo terminante el contrato de traba=o queda erigido en figura centraldel (erecho del :raba=o#

    Gn dato bien ilustrativo de la calidad t"cnica de la   Ley  republicana que ya los contempor2neossupieron calificar de «obra legislativa e4celente» es el hecho de que concluida la guerra civil yconsolidado el 8uevo $stado de inicial inspiración nacional>sindicalista tan distinta de la del r"gimenrepublicano la Ley de !ontrato de :raba=o de 1931 le=os de ser derogada es ob=eto de refundición queva a perpetuar su vigencia durante todo el r"gimen de Dranco subsistiendo en algunos aspectos hasta eldía de hoy#

    La m"dula de moderado reformismo de la Ley de !ontrato de :raba=o de 1931 queda refle=ada demodo muy claro en algunos de sus preceptos# .sí el artículo O acoge la tradición patrimonialista en lanoción de empresario B«es patrono el individuo o la persona =urídica propietaria o contratista de la obrae4plotación###» etc#C la posición =urídica del traba=ador sigue siendo tambi"n de acuerdo con el patróncl2sico en la materia «por cuenta y ba=o dependencia a=enas» Bart# %C de donde se derivan dos reglas decapital importancia que «el producto del traba=o contratado pertenecer2 al patrono a quien el traba=ador transferir2 todos sus derechos sobre aqu"l por el hecho mismo del contrato» Bart# %3C y que «es deber del

    traba=ador atender en el traba=o a las órdenes e instrucciones del director dueEo o encargados yrepresentantes de "ste» Bart# 51C#

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    6/34

    6

    $n ese diseEo completamente tradicional introduce un indudable factor reformista el p2rrafo segundodel artículo 51 de la Ley movido por el «deseo de establecer límites infranqueables a los poderes dedirección del empresario» tal precepto de=a a salvo en todo caso «las atribuciones que seg'n las leyessobre intervención obrera tengan las !omisiones correspondientes para colaborar con la dirección ygestión de las $mpresas»# La novedad legislativa no pasó sin embargo del plano de las intenciones yaque el )royecto de Ley de !omisiones interventoras de obreros y empleados presentado por L.&/,!.K.LL$&, el %0 de octubre de 1931 no llegó siquiera a ser discutido# )or cierto que tan importante)royecto de participación obrera a trav"s de delegados en la marcha de las empresas de m2s de cincuentatraba=adores fue presentado con las mayores cautelas «no hay### motivo para que se alarme nadie» el)royecto de Ley no es «para alterar la fuera económica del país sino para robustecerla» obreros y

     patronos han de aprender que la norma suprema es «la del m24imo rendimiento» con el )royecto deLey se pretende «que los obreros aprendan en la intimidad de los negocios a no perturbarlos con huelgasan2rquicas y suicidas»# !on tales e4presiones la $# de +# de la proyectada norma quería llevar latranquilidad a los empresarios y disipar sus recelos lo que evidentemente no logró#

    La Ley de !ontrato de :raba=o es desde luego una norma intervencionista decidida a introducir importantes factores de «limitación de la libertad contractual» en favor de los traba=adores# ; es tambi"nuna norma armonicista m2s inclinada a la conciliación de los intereses obrero>patronales que a laradicaliación de su antagonismo en aras del principio de la lucha de clases# .rmonicismo hay en elhecho de que entre las normas reguladoras del contrato de traba=o se sit'e Bart# 9 y sigs#C a las bases yacuerdos de los Murados +i4tos y a los pactos colectivos# .rmonicismo hay tambi"n en la previsión de

    que los reglamentos internos de las empresas «habr2n de ser elaborados de acuerdo con el personalinteresado y con arreglo a lo dispuesto en la Ley acerca del control sindical obrero» Bart# 66C norma quecareció de efectividad al no ver la lu tal Ley#

    Gna clara invocación a la armonía social se contiene en el artículo 7% de la Ley que considera«deber primordial del traba=ador### la colaboración en la buena marcha de la producción del comercio oen las prosperidades de la unidad económica»# $l artículo 5% por su parte dispone que «lostraba=adores deber2n fidelidad a la empresa» precepto recogido por el :e4to &efundido de 19?? en elque con frecuencia se ha querido ver desconociendo su verdadero origen un eco de la concepción«comunitaria» de la empresa#

    (ebe decirse finalmente como sucintos e=emplos de la buena t"cnica que la Ley de 1931 tiene en suhaber que en "sta se consagra definitivamente el t"rmino «traba=ador» releg2ndose el tradicional de«obrero» se traa un adecuado cuadro de inclusiones Bentre ellas los servidores dom"sticosC y e4clusio>nes se enumeran las distintas fuentes de la relación laboral se tipifican los contratos de traba=o se

    regulan los efectos de "stos las obligaciones de sus su=etos y las causas de e4tinción etc#3# Los =urados mi4tos continuadores de la tradición paritaria espaEola.nticipada por el (ecreto de 7 de mayo de 1931 sobre Murados +i4tos .grarios la Ley de Murados

    +i4tos de %7 de noviembre del mismo aEo se sit'a como aqu"l en la línea del armonicismo social deantigua tradición en nuestro país#

    .unque desde el punto de vista t"cnico la figura del Murado +i4to es directa heredera del !omit")aritario de la (ictadura el 2mbito =urídico>social en que uno y otro se desenvuelven es notoriamentediferente#

    Lo cierto es que el peso de una tradición que había resultado provechosa para los sindicatossocialistas durante la (ictadura logró el mantenimiento de las entidades paritarias con alguna variaciónsustancial como por e=emplo la desaparición de los importantes órganos de coordinación corporativanacional definitivos en una aut"ntica ,rganiación !orporativa de la economía# ,tro cambioimportante consistió en «un mayor crecimiento de facultades =udiciales y un acortamiento de lasfunciones político>sociales que el !omit" tenía como raí y piedra angular de toda la edificacióncorporativa»# La diferencia cualitativa entre los !omit"s de la (ictadura y los Murados de la &ep'blicaha sido resaltada de modo conciso y gr2fico por

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    7/34

    7

    del tema# La sistem2tica designación de presidentes de Murados por una autoridad administrativanotoriamente inclinada hacia el lado obrero Bno en vano el ministro de :raba=o y )revisión L.&/,!.K.LL$&, venía desempeEando la

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    8/34

    5

    $n fin el artículo 1? de la Ley prohíbe a las ,ficinas de !olocación estimar «condición personalalguna que afecte al contrato de traba=o» «en virtud de intereses patronales obreros políticosconfesionales etc#» regla que claramente apunta a la evitación de discriminaciones y privilegios

    C! L' '50 0%$('3' )*" G%/*$0% *0 *" #*$6%)% %0332*03*&educido a un papel secundario al asumir las !ortes !onstituyentes la función normativa

    fundamental que hasta su apertura venía e=erciendo el /obierno )rovisional el e=ecutivo dicta en este período diversas disposiciones laborales siempre inspiradas por el ministro L.&/, !.K.LL$&,#

    Ka=o la presidencia de .L!.LF>@.+,&. el /obierno republicano aprueba por (ecreto de %O deagosto de 1931 el &eglamento de .ccidentes del :raba=o en la .gricultura cuyos 161 artículosdesarrollan proli=amente la Ley de Kases de 1% de =unio de 1931 asimismo dicta varias normasrelativas a la lucha contra el paro un (ecreto de 30 de septiembre de 1931 interpreta lo dispuesto en suantecesor de %5 de abril en el sentido de que «la preferencia de los obreros locales no e4cluye el empleode obreros forasteros cuando resulten insuficientes los del pueblo» otro (ecreto de la misma fechaaprueba el reglamento para la e=ecución del (ecreto de %O de mayo de 1931 que había fi=ado las bases

     para la «previsión social contra el paro foroso» creando en el  *8) la !a=a 8acional contra el )aroDoroso#

    $l mismo gabinete .L!.LF>@.+,&. aprueba una curiosa disposición el (ecreto de 6 de octubrede 1931 por la que de acuerdo con la decisión inicial del /obierno Bm2s tarde rectificadaC desuprimir las condecoraciones civiles es abolida la +edalla del :raba=o por entender que los motivosque fundaban su concesión traba=o esforado y abnegado etc# no son particularmente meritorios al

    hallarse presentes en todo traba=o#La dimisión de .L!.LF>@.+,&. como protesta por la aprobación de los artículos %6 y %7 de la

    !onstitución Bsobre relaciones entre *glesia y $stadoC lleva a [email protected] a la presidencia del /obierno el 1?de octubre de 1931# $ntre esta fecha y la del segundo gabinete [email protected] Bformado el 1O de diciembre el10 había sido elegido )residente de la &ep'blica .L!.LF>@.+,&.C se dictan nuevas disposicioneslaborales ba=o la invariable inspiración de L.&/, !.K.LL$&,#

    .sí se aprueba el (ecreto ,rg2nico del +inisterio de :raba=o y )revisión B(ecreto de 3 denoviembre de 1931C el &eglamento de imposición de sanciones por incumplimiento de la legislaciónsobre seguros sociales B(ecreto de ? de diciembre de 1931C y el (ecreto de 9 de diciembre del mismoaEo que declara la nulidad de las cl2usulas normativas o contractuales que prohíban contraer matrimonio a obreras o empleadas ya que tales cl2usulas «no sólo atacan a principios humanitariossino a los sentimientos m2s íntimos de la mu=er dentro de la sociedad y de la familia» y a mayor abundamiento recuerda el (ecreto «el r"gimen republicano consagra en el te4to constitucional la

    igualdad política y social de los dos se4os dignificando a la mu=er con la desaparición de preceptos quela sometían a una inferioridad =urídica»#D! P%"63' %'"  y "*&"'50 )* 3$'/'7% )$'03* *" /*0% '8'93'$l 1O de diciembre de 1931 se constituye el gabinete [email protected] quien =unto a la )residencia del

    /obierno conserva la cartera de /uerra al frente del +inisterio de :raba=o y )revisión contin'a L.&/,!.K.LL$&,# )or primera ve ha podido decirse se estaba ante «un /obierno de iquierdas que se

     podía considerar como emanación de clases medias y clase obrera de hombres de profesión intelectualcon la sola e4cepción de Largo !aballero y )rieto»#

    La labor de este /obierno «frío y doctoral» como se le ha calificado inspirado en un ideario dereformismo demoliberal se vio acosada del principio al fin por ataques continuos procedentes tanto dela iquierda como de la derecha# ; desde el mismo coraón de la que mereció llamarse «&ep'blica de

     profesores» se levantaron voces tambi"n profesorales pidiendo la rectificación del r"gimen#

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    9/34

    9

    .l propio tiempo la escasa repercusión pr2ctica de las medidas m2s esperadas por los traba=adores a la cabea de ellas la reforma agraria genera pronto el descontento de las capas obreras# :GAS8($ L.&. ha podido así mostrar «la parado=a de un r"gimen que se permitía discursos atrevidos y leyesreformistas sin tener nunca en cuenta los instrumentos de poder necesarios para cumplir aquellas

     promesas y los preceptos legales»# !omo e=emplo de discordancia entre propósitos normativos yrealiaciones pr2cticas ninguno m2s elocuente que el de la Ley de &eforma .graria de 1O de septiembrede 193% ley que «comportaba una transformación tan profunda del sistema de propiedad de la tierraque hay que considerarla revolucionaria por sus implicaciones» sin embargo concluir2 el bienioreformador sin que la Ley haya sido verdaderamente aplicada acaso por el escaso inter"s de .aEa#

    La falta de decisión en la aplicación de las reformas por un lado y por otro la continua agravaciónde la situación económica a la que no fue a=ena la negativa de muchos capitalistas a colaborar con elnuevo r"gimen fomentan la frustración obrera sobre todo en los medios rurales dando lugar ahuelgas y episodios sangrientos como los de !astilblanco .rnedo y !asas -ie=as# $ste clima dedescontento obrero es naturalmente capitaliado por la gran adversaria de la central socialista la !8:que coincide con las organiaciones patronales BGnión $conómica !onfederación )atronal $spaEola!onfederación /remialC en la crítica de la legislación reformista republicana simboliada en unainstitución el Murado +i4to y en un gobernante el ministro de :raba=o y )revisión DranciscoL.&/, !.K.LL$&, #

    Las dificultades que acompaEan al bienio aaEista no impiden sin embargo la prosecución de laobra legislativa en materia social# !omo m2s importante debe citarse la Ley de .sociaciones

    )rofesionales Munto a ella se alinean otras disposiciones de inter"s#1. La regulación de la libertad sindical la ley de asociaciones profesionalesLa libre asociación de obreros y patronos es ob=eto de regulación específica por primera ve en

    nuestro (erecho a trav"s de la Ley de 5 de abril de 193% la mera e4istencia de la Ley y la e4presa yobvia declaración Bart# 1C de que las asociaciones de patronos y de obreros deben su=etarse a sus

     preceptos supone un rotundo sometimiento de las mismas a la legislación del $stado# )or supuesto laLey parte de la base de que obreros y patronos tienen intereses específicos y distintos entre sí lasasociaciones se constituyen «para la defensa de los intereses de las clases respectivas» Barts# 1 y %C deahí que deban estar constituidas «e4clusivamente» por patronos o por obreros Bart# %C lo que significacomo ya indicó la doctrina del momento que «se prohíben los sindicatos mi4tos de patronos y obreros»#

    La libertad de asociación profesional se refle=a tanto en la facultad de afiliación o no afiliación B«elingreso### ser2 voluntario» e4presa et art# % p2rrafo segundo de la LeyC como en la facultad deabandonar la asociación B«los patronos y asimismo los obreros podr2n separarse libremente en

    cualquier momento de las .sociaciones de que formaban parte» aEade el art# 6 que recalca que todacl2usula o estipulación que limite esa libertad ser2 nulaC#Los requisitos sustantivos para constituir una asociación son de m24ima amplitud bastan quince

    traba=adores para crear una asociación profesional obrera y tres patronos para crear una asociación patronal Bart# OC# (esde el punto de vista formal son m2s comple=os los tr2mites e4igidos y en ellos seobserva un acusado intervencionismo de la .dministración laboral# .sí con car2cter previo a laconstitución de la asociación han de presentarse al (elegado de :raba=o competente los estatutos oreglamentos sobre los que dicha autoridad administrativa e=erce un control que puede traducirse en ladevolución de los documentos para la subsanación de defectos Barts# 5 y 9C# $n la propia (elegación de:raba=o se lleva adem2s un registro especial de .sociaciones )rofesionales Bart# 13C a ella debenremitirse las relaciones periódicas de altas y ba=as de socios Bart# 16C y estados de cuentas Bart# 17C# $ncaso de transgresiones de «gravedad y trascendencia» por parte de una asociación la (elegación de:raba=o se halla facultada para decretar su suspensión que ha de se confirmada por la autoridad =udicialBart# 39C# La disolución de las asociaciones se reserva a "sta en todo caso Bart# ?%C#

    *mporta destacar en fin cómo la regulación legal de las asociaciones profesionales combina elcar2cter reivindicativo de "stas Ba ello refiere por e=emplo la e4presa atribución del derecho a declarar huelgas o lock-outs: art# %1C con el de cooperación pacifica entre patronos y obreros propio de nuestratradición armonicista así el artículo 19 de la   Ley alude a la presencia de los representantes de lasasociaciones profesionales en «toda clase de organismos mi4tos y de car2cter oficial establecidos por lasdisposiciones vigentes para entender en los conflictos que sur=an dentro de los gremios u oficios entreel capital y el traba=o» el mismo precepto prev" la intervención de dichas asociaciones «en lacelebración de pactos o contratos colectivos de traba=o» el artículo %0 establece la obligación de lasmismas de «seguir los cauces =urídicos que tracen las leyes para procurar la conciliación y soluciónarmónica de los conflictos»#

    Puelga decir que la Ley de .sociaciones )rofesionales con sus reiteradas By lógicasC apelaciones alsometimiento a la legalidad con su alto grado de intervencionismo administrativo su espíritureformista y de pacificación social se a=usta fielmente al tipo de sindicalismo moderado responsable

    disciplinado y respetuoso de la Ley encarnado en aquel momento por la G/: como tambi"n huelgadecir que la concepción sindical de la Ley de .sociaciones )rofesionales sólo podía despertar laoposición de la !8:.

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    10/34

    10

    %# $l nuevo r"gimen legal de los accidentes de traba=o en la industria&egulado en 1931 el r"gimen de los accidentes de traba=o en la agricultura cuya ordenación se

    estimó prioritaria se procede en 193% a aprobar el :e4to &efundido de la Ley de .ccidentes del :raba=oen la *ndustria B(ecreto de 5 de octubreC y m2s tarde su &eglamento B(ecreto de 31 de enero de 1933C#

    La Ley sigue acogiendo el cl2sico y afortunado concepto de accidente de traba=o que tambi"n habíaadmitido el &eglamento de .ccidentes en la .gricultura «toda lesión corporal que el operario sufra conocasión o por consecuencia del traba=o que e=ecute por cuenta a=ena» Bart# 1C#

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    11/34

    11

     político espaEol# La ideología cedista inspirada en el !entro católico alem2n conservadora y con proclividades corporativas que motivaron la frecuente identificación de /*L  & ,KL$ presentan varias constantes en materiade legislación del traba=o de un lado la revisión de la obra del bienio reformista anterior de otro la

     preocupación por el paro obrero siempre en aumento Ulos 359#000 parados de enero de 193% son m2s de500#000 en =unio de 1936> en fin la obsesión por la por otra parte innegable ascensión de las

     propuestas revolucionarias#A! R*3+'50 )* "' "*&"'50 '8'93'!ortes y /obierno se aplican a desmontar las reformas precedentes lo que aumenta la oposición de

    iquierda# *ncluso la oportunidad que concede al /obierno la liquidación de la revolución de .sturias para reemprender una política de medidas legales conciliadoras es desatendida y significativamente

    los proyectos de reforma agraria de /im"ne Dern2nde son vaciados de sentido renovador lleg2ndose ala aprobación de la Ley de 1 de agosto de 193O calificada como Vcontrarreforma agrariaW#

    1# La reforma de los =urados mi4tos!ita destacada merece la modificación del Murado +i4to de :raba=o figura tan denostada por los

     partidos de la derecha y los patronos e incluso tan criticada por los comentaristas =urídicos de la "poca#

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    12/34

    1%

    nombramiento»# $n consecuencia el (ecreto dispone el cese inmediato de los )residentes y-icepresidentes incursos en incompatibilidad para el desempeEo de sus cargos#

    ,tro (ecreto "ste de 13 de diciembre de 193? refrendado por el ministro de :raba=o

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    13/34

    13

    enseEanas correspondientes sean impartidas por la

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    14/34

    1?

    193% sobre colocación de traba=adores e4tran=eros y de varias Srdenes complementarias por (ecreto de%9 de agosto de 193O#

    ,tro grupo de normas como ya se ha dicho se dedica a intentar la corrección de abusos y anomalíasen la aplicación de la normativa sobre reducción del paro Bsobre todo agrícolaC# . este grupo pertenecela ,rden de 5 de noviembre de 1933 que dispone que «los (elegados provinciales de :raba=o velar2ncon el mayor celo para que en su territorio =urisdiccional se cumplan los preceptos de la legislaciónvigente que hacen referencia a la colocación de obreros en las faenas agrícolas en forma =usta yequitativa de manera que no se cometan infracciones ni abusos por ning'n Murado +i4to de :raba=o&ural ni  por parte de ning'n sector social»# ,tra ,rden "sta del minis tro $cedista las cl2sicas disposiciones de tutela laboral de los traba=adores#

    )ara no alargar los e=emplos valgan los tres siguientes  La ,rden de 11 de diciembre de 1933 Bdel ministro )i i

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    15/34

    1O

    disminuyan aunque sea en poco las indemniaciones que a los obreros o sus derechohabientescorrespondan###»#

    $n cuanto a las normas de organiación administrativa siguen abundando en "sta como en otras"pocas# $l (ecreto de %3 de agosto de 193? crea la *nspección +"dica del :raba=o dedicada a la«prevención o evitación en los obreros de todo trastorno patológico que pudiera dimanar del e=ercicio desu profesión» el (ecreto de %5 de =unio de 193O regula la *nspección de cedistaC «reorganiar la =urisdicción de tra ba=o en condiciones de

    independencia» «rectificar el proceso de derrumbamiento de los salarios del campo» «absorción del paro» «asistencia p'blica beneficencia y sanidad»# La ideología republicana prevalece sin lugar a dudassobre la socialista en este importante documento imprimiendo su inequívoco sello de moderación así el

     punto *** afirma que Vlos republicanos no aceptan el principio de la nacionaliación de la tierra y suentrega gratuita a los campesinosW el punto - aEade que tampoco aceptan el subsidio de paro solicitado

     por las representaciones obreras el punto -** consigna el rechao por los partidos republicanos delcontrol obrero pedido por los socialistas# !omo resumen del ideario reformista triunfante en el programadel Drente )opular el punto -** declara que «la &ep'blica que conciben los partidos republicanos no esuna &ep'blica dirigida por motivos sociales o económicos de clase sino un r"gimen de libertaddemocr2tica impulsada por motivo de inter"s p'blico y progreso social»#

    !ongruente con el espíritu ideológico del )acto del Drente )opular el triunfo de "ste lleva de nuevo ala presidencia del /obierno a un [email protected] de renovado prestigio que forma un gabinete de republicanosliberales con ostensible ausencia de socialistas y comunistas frente a lo que hubiera podido pensarseantes de las elecciones «el hombre de febrero de 1936 no fue Largo !aballero fue .aEa»# 8o cambiar2

    el predominio de la iquierda republicana cuando por iniciativa socialista caiga .L!.LF>@.+,&. y lesustituya el propio [email protected] como )residente de la &ep'blica B10 de mayo de 1936C del nuevo /obierno

     presidido por !.

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    16/34

    16

    que «todas las entidades patronales### se hallan obligadas### a readmitir a todos los obreros empleados oagentes que hubieran despedido por sus ideas o con motivo de huelgas políticas a partir de 1#N de enerode 193?» ordenando el pago de indemniaciones por el «tiempo que estuvieron privados del e=ercicio desu profesión»# (e este modo se daba cumplimiento a uno de los puntos del programa del Drente )opular#

    $n su $# de +# se e4tiende el (ecreto sobre la finalidad que con "l persigue el /obierno «poner t"rmino al estado de violencia producido por los hechos políticos y sociales que han perturbado al paísdurante este tiempo» y buscar «la concordia y solidaridad nacionales que debe ser lograda con la

     pr2ctica de una política de pacificación»# Munto a estos generosos propósitos tan en contraste con laviolencia del momento el /obierno declara que no ha de omitir esfueros «para que desaparecan lascausas de antagonismo e incertidumbre en la vida del traba=o restableciendo entre todas las clases lanormalidad y la confiana»#

    La pr2ctica totalidad de las disposiciones laborales de este período se dedica como ya se haapuntado a la derogación de normas de la etapa radical>cedista y al restablecimiento de la legislaciónreformista de [email protected] no en vano cerrado el par"ntesis del bienio conservador [email protected] vuelve a ser la&ep'blica#

    Los e=emplos de recuperación de la legislación del primer bienio son numerosos baste citar por orden cronológico los siguientes

      La ,rden de %9 de febrero de 1936 de=a sin efecto la supresión de las $scuelas DOS ESPA

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    17/34

    17

    Las reformas sociales llevadas a cabo por la ** &ep'blica como reconoció con desolada lucide+anuel [email protected]  «interesaban poco a los proletarios enemistaban con la &ep'blica a la burguesíaconservadora e irritaban a los capitalistas»#

    Los factores de discordia nacional intensificados a partir de la caída de la +onarquía y agravadoscon las violentas alternancias en el poder republicano crean una situación de e4tremo radicalismo

     político que el propio [email protected] describe en apretada síntesis «Pabía amenaas de un golpe de $stadodado B###C por las derechas y amenaas de insurrección de las masas proletarias# Puelga de campesinosen mayo del 3?# !onflicto con !ataluEa# $ntrega del poder B193?C a los grupos de la derecha que nohabían aceptado lealmente la &ep'blica B###C# &"plica insurrección proletaria en .sturias e insurreccióndel /obierno catal2n»# !uando operando sobre estos factores previos se produce en febrero de 1936 eltriunfo electoral del Drente )opular e4iste ya en el país un clima de guerra civil que incluso trasciendede la calle al )arlamento y que cada ve m2s arrinconando las soluciones moderadas va polariandosimplificadamente las posibilidades políticas bien en torno a una dictadura fascista bien en tomo a unadictadura socialista#

    $l alamiento militar de =ulio de 1936 al no lograr el "4ito fulminante que se proponía abre lo quehabía de ser una larga y cruenta guerra durante la cual la figura retórica de las «dos $spaEas» va acobrar tr2gica realidad político>=urídica coe4istiendo un r"gimen republicano desbordado por unarevolución proletaria y un r"gimen autoritario militar que con unas bases ideológicas difusas se acoge ala retórica y la simbología de los fascismos en auge en $uropa#

    (urante la guerra civil espaEola se produce en efecto el declinar Bque conduce a su liquidaciónC del

    $stado republicano inaugurado en abril de 1931 y al tiempo el surgir del que significativamente sedenomina «8uevo $stado» nacido del levantamiento del 15 de =ulio#

    $l signo contrapuesto de ambos regímenes en pugna b"lica durante casi tres aEos se traducenecesariamente en la índole de sus respectivas obras normativas y por consiguiente de sus

     producciones =urídico>laborales#.nticipando ahora de un modo muy sint"tico los resultados de este capítulo ha de decirse que la

    legislación laboral republicana del período de la guerra civil se caracteria por su car2cter coyuntural  su obvio condicionamiento por las necesidades de la propia guerra y por sus contradicciones ideológi>cas tal legislación que comiena ratificando las situaciones revolucionarias de hecho se ve prontoabocada a la restauración de la legalidad rota# Las tensiones entre ideales revolucionarios e imperativosde orden tan presentes en las leyes del período b"lico son refle=o natural de las disparidades entrelos idearios inspiradores de los partidos y sindicatos que apoyan a la &ep'blica#

    $l $stado republicano no va a producir evidentemente durante la guerra ninguna norma

    comparable a las grandes leyes Bla de !ontrato de :raba=o la de .sociaciones )rofesionales o la deMurados +i4tosC promulgadas con anterioridad por la &ep'blica# )or el contrario la actividad normativade "sta va a emplearse fundamentalmente en la elaboración de disposiciones laborales de guerra Bsobremoviliaciones traba=os de prisioneros e4igencia del traba=o como deber patriótico supresión deorganismos laborales que han quedado en la ona insurrecta reducción o suspensión de beneficioslaborales etc#C y en el intento de reorganiar la producción y las relaciones de traba=o# $llo no impidesin embargo que el lengua=e normativo mantenga en muchos casos el inicial tono de e4altación de larevolución social Btono inicial del que es paradigma el (ecreto de !olectiviaciones de !ataluEa de1936C#

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    18/34

    15

    $=e de la concepción que preside la legislación franquista durante la guerra civil es la doctrina del«8acionalsindicalismo» doctrina que ciertamente se vierte en los te4tos legales con fundamentalesdesviaciones#

    $n fin ni en la ona franquista ni en la republicana van a ser posibles salvo raras e4cepcionesnormas que me=oren la situación de los traba=adores al contrario la guerra va a imponer retrocesoslaborales considerables#

    $n ambas onas se diseEan tambi"n reformas laborales de diversa entidad el resultado de la guerra desfavorable a la &ep'blica arrumbar2 definitivamente los proyectos de "sta al mismo tiempo que permitir2 la continuidad y el desarrollo de la política social y laboral de D&.8!,#

    [email protected] LAS LEYES SOCIALES DE LA ESPA

    republicana en la segunda mitad de 1936 un cambio revolucionario de impronta fundamentalmenteanarco>sindicalista# Kuen n'mero de industrias «cuyos dueEos o administradores habían huido o sidodeclarados enemigos del r"gimen o a veces cerrado simplemente la f2brica» pasa a manos del poder revolucionario igual que ocurre con las tierras ob=eto de ocupación#

    $stos cambios de titularidad y gestión primero de hecho en seguida legaliados se producen aconsecuencia de «incautaciones» por colectividades obreras Bmuy practicadas en !ataluEaC o por vía de

    «intervenciones» consistentes en control obrero o gubernamental Bpracticadas sobre todo en +adrid y.sturiasC# $n ocasiones la propiedad de las industrias se atribuyen a su personal B«colectiviadas»Cotras veces al sindicato B«sindicaliadas»C o al sector p'blico B«nacionaliadas» «municipaliadas»C#

    . diferencia de lo ocurrido en el resto de la ona republicana en !ataluEa se proyecta y regula demodo general el r"gimen de las colectiviaciones y el control obrero# .sí el )rograma del !onse=o de$conomía Bcreado por (ecreto de 11 de agosto de 1936C prev" la «colectiviación de las grandesindustrias de los servicios p'blicos y de los transportes en com'n» Bpunto O#NC la «incautación ycolectiviación de las empresas abandonadas por sus propietarios» Bpunto 6#NC el «control obrero de lasoperaciones bancarias» Bpunto 5#NC y el «control sindical obrero de todas las empresas que siguen siendoe4plotadas en r"gimen privado» Bpunto 9# NC#

    $l (ecreto de !olectiviaciones y !ontrol ,brero de %? de octubre de 1936 Bfirmado por el!onse=ero )rimero y el !onse=ero de $conomía de la /eneralidad respectivamente Mos" : .&&.($LL.<y Muan )# DFK&$/.

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    19/34

    19

    .nte todo la $# de +# del (ecreto =ustifica las acciones colectiviadoras y de control en ladesorganiación producida por el levantamiento militar y en la reacción popular subsiguiente

    «La criminal sublevación militar del 19 de =ulio ha producido un trastorno e4traordinario en laeconomía del paísX$s necesario ahora pues organiar la producción orientarla en el sentido de que el'nico beneficiario sea la colectividad el traba=ador al cual corresponder2 la función del nuevo ordensocial# social de la gran industria tiene que ser la producción colectiva# La sustituciónde la propiedad individual por la colectiva la concibe el !onse=o de la /eneralidad colectiviando los

     bienes de la gran empresa es decir el capital y de=ando que subsista la propie dad privada de los bienesde consumo y de la pequeEa industria»#

    $se propósito de consolidación legal de las realiaciones revolucionarias se hace e4plícito en la$4posición +otivos del (ecreto de 1936

    «(espu"s del 19 de =ulio la burguesía declaradamente fascista desertó de sus puestos# La mayoríahan huido al e4tran=ero una minoría ha desaparecido# Las empresas industriales afectadas no podíanquedar sin dirección y los obreros decidieron intervenirlas creando !omit"s ,breros de !ontrol# $l!onse=o de la /eneralidad tuvo que sancionar y encauar lo que espont2neamente realiaban los obrerosde las empresas#»

    (e acuerdo con los criterios e4puestos el (ecreto de 1936 distinguía Bart# 1C las empresascolectiviadas dirigidas por sus propios obreros a trav"s de un !onse=o de $mpresa y las empresas

     privadas «en las cuales la dirección va a cargo del propietario o gerente con la colaboración y

    fiscaliación del !omit" ,brero de !ontrol»#$l artículo % del (ecreto declaraba que serían «obligatoriamente colectiviadas las empresas

    industriales y comerciales que el día 30 de =unio de 1936 ocupaban a m2s de cien asalariados yasimismo aquellas que ocupando una cifra inferior de obreros sus patronos hayan sido declaradosfacciosos o hayan abandonado la empresa»#

    La fuerte carga sociopolítica e ideológica de las colectiviaciones By de las normas relativas a ellasCe4plica la gran disparidad de =uicios al valorarlas#

    !onsecuencia de la dirección revolucionaria de la economía tambi"n las condiciones de traba=o seregulan en el período inicial de la guerra por vía de hecho mediante decisiones de los comit"s

     populares el r"gimen de los salarios y su limitación su recargo con impuestos de guerra la supresión dedesta=os y primas el r"gimen de la =ornada la disciplina en la empresa el sistema de sancioneslaborales el de categorías profesionales etc# son cuestiones reguladas caso por caso y de espaldas acualquier normativa general por el poder obrero#

    %# $l doble efecto de la guerra y la revolución sobre la legislación laboralsocial el /obierno del (r# /iral falto de verdadero poder se limita arefrendar =urídicamente las decisiones del proletariado revolucionario mostrando «af2n de frenar el

     proceso revolucionario mediante el dudoso recurso de su legaliación para que no vaya m2s le=os» en el plano =urídico laboral las disposiciones que el /obierno promulga en este período tienen su fundamentoen la doble necesidad de atender de modo inmediato e4igencias de la guerra y requerimientos delmovimiento revolucionario#

     8orma de guerra Bde represalia típica de una situación b"licaC es el (ecreto de %1 de =ulio de 1936 por el que el /obierno dispone «la cesantía de todos los empleados Bdel $stado u organismos o empresasadministradores de monopolios o servicios p'blicosC que hubieran tenido participación en el movimientosubversivo o fueran notoriamente enemigos del &"gimen»#

     8orma de guerra es tambi"n el (ecreto de 1 de agosto de 1936 que considerando «la subversiónmilitar ya dominada con el concurso de las masas populares» dispone que «los obreros de laconstrucción se integrar2n al traba=o» y que «a cuantos obreros se encuentren moviliados al servicio de

    la &ep'blica les ser2n respetados los puestos»#!onsecuencia directa de la guerra es tambi"n el (ecreto de 1O de agosto de 1936 que dispone la

    disolución de todos los Murados +i4tos situados en demarcaciones territoriales «ocupadas en laactualidad por los elementos rebeldes y sustraídos por la fuera de las armas a la .utoridad legítima del$stado»#

    (isposición de guerra del /obierno /*&.L es asimismo el (ecreto de %O de =ulio de 1936 que sin ser una norma específicamente =urídico>laboral tiene evidente trascendencia sobre las relaciones de traba=odicha norma e4pone que «con ob=eto de llegar a la normaliación de todas las actividades industriales enel m2s breve plao el /obierno estima absolutamente indispensable la intervención directa del $stadoen todas las industrias y muy especialmente en las que afectan a servicios p'blicos» creando en +adridun «!omit" de *ntervención provisional en las industrias» que «e=ercer2 el control de todas lasindustrias y asumir2 la dirección inmediata de aqu"llas que considere necesarias»#

    La misma impronta b"lica a la que se une el trato privilegiado a los traba=adores revolucionarios se

    encuentra en el (ecreto de 11 de agosto de 1936 que suspende la aplicación del inciso primero delartículo ?9 del &eglamento de 6 de agosto de193% Bsobre !olocación ,breraC y dispone que «la presenta>ción de obreros a los patronos que lo soliciten B###C se har2 tan sólo entre los inscritos en los &egistros y

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    20/34

    %0

    ,ficinas de !olocación que pertenecan a las organiaciones sindicales que cooperan en la defensa de la&ep'blica»#

    !lara significación b"lica posee tambi"n otro (ecreto de igual fecha B11 de agosto de 1936C quee4pone que «se ha observado que en determinadas obras no aparece persona alguna responsable deellas» lo que da pie a «la presunción de que se trata de personas huidas para eludir responsabilidades»#

    :eniendo en cuenta adem2s que dicha situación «contribuye al paro obrero» el citado (ecretodispone que salvo casos que "l mismo regula de fuera mayor el $stado a trav"s del +inisterio de:raba=o

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    21/34

    %1

    $l proceso de restauración de la legalidad republicana del que había sido importante hito ladisolución del !omit" !entral de las +ilicias en !ataluEa B(ecreto de 1 de octubre de 1936C culminacon la aceptación de los anarquistas a entrar en el segundo /obierno formado ba=o la presidencia deDrancisco L.&/, !.K.LL$&, un suceso verdaderamente histórico cuyo car2cter contradictorio refle=ael comentario hecho sobre "l de que «la !8: ha tenido que fusilar simbólicamente a Kaunin paraentrar en el )oder»#

    $l segundo /obierno de L.&/, !.K.LL$&, constituido el ? de noviembre de 1936 coincidiendocon la «batalla de +adrid» incluye en efecto cuatro ministros cenetistas# &eci"n formado el /obiernoacuerda 6 de noviembre su traslado desde +adrid a -alencia «para escapar de la ofensivanacional» sin embargo el )residente de la &ep'blica prefiere fi=ar su residencia en Karcelona#

    Los seis meses del segundo /obierno de L.&/,  !.K.LL$&,  van a caracteriarse por laintensificación de los esfueros reorganiadores decisivamente impulsados por el )artido !omunistacon la ayuda e inspiración sovi"ticas#

    (esde noviembre de 1936 hasta mayo de 1937 aparece en las p2ginas de la Gaceta buen n'mero dedisposiciones laborales que en esencia refle=an Baparte el permanente clima b"licoC los difíciles intentosde reconstrucción de la legalidad y de detención del proceso revolucionario que todavía pervive m2sretórica que efectivamente en el lengua=e de algunas normas intentos que operan sobre una situaciónde desorganiación social tambi"n testimoniada en los te4tos legales repetidamente#

    aC Incidencia de la guerra sobre la legislación laboral $4isten en el período en cuestión normas moviliadoras Basí el (ecreto de 17 de noviembre de 1936

    dispone que «todos los profesionales sanitarios ser2n moviliados» y que «pasar2n a depender del(epartamento de /uerra»C normas tan especificas de una situación de guerra civil como el (ecreto de%6 de diciembre de 1936 por el que «se crean los !ampos de :raba=o para los condenados por los:ribunales $speciales )opulares que entienden en los delitos de rebelión sedición B###C y para loscondenados por desafección al r"gimen por los Murados de Grgencia» o como del (ecreto de 5 de mayode 1937 que regula el r"gimen de internamiento en los !ampos de :raba=o ba=o el principio de que«todo internado est2 obligado a traba=ar gratuitamente» Bart# ?C#

    Las perturbaciones que la guerra ocasiona al normal curso del proceso normativo son e4puestas por el (ecreto de 9 de enero de 1937 Bconvalidado con rango de ley por la Ley de O de febrero de 1937C querefiri"ndose al incumplido desarrollo de la Kase I*- de la Ley de 13 de =ulio de 1931 sobre enfermeda>des profesionales e4plica que «las circunstancias especiales que ha vivido y vive el país han impedidoredactar los nuevos te4tos dando una regulación específica a la enfermedad profesional» y que «siendonecesaria la modificación de todas estas normas para ponerlas en consonancia con las nuevas modali>

    dades de nuestra producción y el criterio tambi"n nuevo que ha de animar toda la legislación social»Bclara alusión a la prosecución de las realiaciones revolucionariasC se impone la suspensión  sine die dela promulgación de nuevos te4tos legales#

    &aones b"licas y tambi"n de aceptación de la participación obrera en la acción del /obierno est2n presentes en el (ecreto de %% de enero de 1937 «siendo propósito del /obierno traar un plan de cultura popular B###C con la colaboración de los sindicatos de traba=adores» y «resultando entorpecida e ineficaen las actuales circunstancias la función que estaba encomendada a las $scuelas» se dispone que«quedan suprimidas las $scuelas

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    22/34

    %%

    :ambi"n la ,rden de 13 de abril de 1937 atiende a «la» circunstancias que e4isten en la actualidad» para disponer la ampliación de los beneficios concedidos por la

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    23/34

    %3

    La influencia de signo reformista y moderado iniciada por el )artido !omunista ba=o los auspiciosde la Gnión mista de orden legalidad y disciplina dirigida a intensificar los esfueros por la reconstrucción del$stado# $l ideal del sindicalismo revolucionario protagonista de la acción política es así descartadodando paso a la concepción de la &ep'blica basada no en las fueras obreras o sindicales sino en los

     partidos políticos#1# !ontinuidad de los efectos de la guerra civil sobre la legislación laboralLa prosecución de la guerra sigue provocando medidas de incautación Basí el (ecreto de %7 de mayo

    de 1937 declara que Vquedan incautadas por el $stado las emisoras radioel"ctricasWC y de moviliaciónBcomo la de los traba=adores de la construcción de los reemplaos de 19%% a 19%6 dispuesta por el(ecreto de %% de abril de 1935C#

    ,tra típica norma de guerra con incidencia laboral es la ,rden de 30 de =unio de 1937 que encarga alas f2bricas de armamento y municiones que cursen una relación del «personal t"cnico y obrero afectado

     por anteriores órdenes de incorporación a filas» haciendo constar «la facilidad o imposibilidad de ser sustituidos por otros t"cnicos u obreros especialistas que tengan solicitado traba=o en las respectivasf2bricas fundiciones y talleres»# La ,rden !ircular de 16 de septiembre de 1937 Baclarada por otra de%6 de septiembreC establece e4enciones del servicio militar «por prestar servicio en f2bricas de guerra»#

    $n ocasiones la guerra incide sobre las relaciones laborales provocando la suspensión de derechosde los traba=adores tal es el caso del (ecreto de %9 de =unio de 1937 Bconvalidado y elevado a rango deley por la Ley de %1 de octubre de 1937C que suspende durante el aEo 1937 la aplicación del artículo O6de la Ley de !ontrato de :raba=o de 1931 así como las cl2usulas de las bases de traba=o y pactoscolectivos que venían estableciendo el derecho de los traba=adores a «vacaciones pagadas»#

    $l (ecreto tambi"n se propone al igual que el de %9 de =unio de 1937 Breci"n aludidoC =ustificar lareducción de los derechos laborales de los que traba=an en la retaguardia comparando su situación conla mucho m2s dura y peligrosa de quienes luchan en el frente# +ientras que se lee en la $# +# delindicado (ecreto «en esta terrible lucha una gran parte de lo me=or de la =uventud espaEola ha

    muerto» y «centenares de miles de hombres luchan en los frentes» no es lícito a nadie «mantener laholgura y la comodidad»#

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    24/34

    %?

    Gn buen n'mero de disposiciones de los /obiernos de 8egrín es trasunto del estado dedesorganiación creado por la guerra y a veces por los e4perimentos revolucionarios al tiempo esasnormas son muestra de los difíciles esfueros del poder p'blico por restaurar la legalidad quebrantada#

    :al ocurre por e=emplo con la ,rden del +inisterio de Pacienda y $conomía de %6 de =ulio de 1937que dispone que «este +inisterio ha acordado que todas las organiaciones políticas y sindicales uorganismos oficiales que se hallen instalados en -alencia y en las dem2s capitales o pueblos de la $spaEaleal abonar2n los alquileres correspondientes a los locales Bde titularidad estatalC ocupados»#

    +2s relacionada con la materia =urídica laboral la ,rden de 3 de agosto de 1937 alude a la«imposibilidad de un desenvolvimiento natural de las relaciones de patronos y obreros» para =ustificar laconstitución de un Murado +i4to circunstancial que elabore las bases de traba=o de «moos y sussimilares de la industria y del comercio en general»#

    )or su parte la ,rden de 17 de =ulio de 1937 Brectificada por ,rden de %9 de =ulioC e4plica que«motivos de apreciación notoria e4igen que en las presentes circunstancias se cumplan rigurosamente ycon plenitud de garantías las condiciones que el (ecreto de %9 de agosto de 193O establece respecto delos traba=adores e4tran=eros empleados en obras o empresas de toda clase»#

    ,tra ,rden "sta de 30 de =ulio de 1937 denuncia la e4istencia de «situaciones de hecho debidas a laguerra misma que es preciso encauar y resolver» y procede a aclarar el (ecreto de %9 de =unio de1937 indicando que la «indemniación a percibir por concepto de vacaciones» incluye la parte

     proporcional de «los aumentos de salario las gratificaciones y los pluses de guerra u otros emolumentose4traordinarios»#

     8orma paradigm2tica de la denuncia del caos social creado por la guerra y de los intentosgubernamentales por remediarlo es el (ecreto de 7 de diciembre de 1937# .firma su $# de +# que «unagran parte de la población civil de las regiones espaEolas ocupadas por los facciosos antes quesubyugarse a traidores y e4tran=eros ha preferido el e4ilio refugi2ndose en la ona leal mientrassimult2neamente las operaciones militares han obligado a la evacuación de pueblos enteros###»# «$llo ha

     producido prosigue la $# +# un gran desbara=uste en cuanto a la distribución de la mano de obra»haci"ndose necesaria una distribución de la mano de obra que galvanice la producción y me=ore nuestraeconomía# )ara lograr tal fin el (ecreto encomienda al +inisterio de :raba=o y .sistencia

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    25/34

    %O

    ?#  &econocimientos de derechos laboralesLa precariedad de las condiciones de traba=o impuesta por  las e4igencias de la guerra no impide del

    todo que en el período e4aminado se promulguen algunas disposiciones que reconocen derechoslaborales#

    $n este sentido una serie de leyes de fecha 17 de maro de 1935 #Gaceta del %OC procede a ratificar los !onvenios de la ,*: n'meros %1 y 3O a ?7#

    $l (ecreto de %5 de octubre de 1937 Bmodificado por otro de 9 de enero de 1935C establece laobligación de los dueEos de asegurar a los dom"sticos frente a los riesgos de incapacidad permanente ymuerte por accidente de traba=o Bart# %C mediante concierto foroso del seguro con la !a=a 8acional del

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    26/34

    %6

    $l alamiento del 15 de =ulio que sustrae parte importante de la nación a la legalidad republicana esr2pidamente seguido de un proceso institucional que se inicia con la constitución B(ecreto de %? de

     =ulio de 1936C de una Munta BmilitarC de (efensa 8acional que «asume todos los poderes del $stado yrepresenta legítimamente al )aís ante las )otencias e4tran=eras» seg'n el artículo 'nico del citado(ecreto# La presidencia de la Munta se atribuye al general !.K.8$LL.des y su=etos a procedimiento militar sumarísimo entre otros a «los que coarten la libertad decontratación o de traba=o o abandonen "ste ya se trate de empleados patronos u obreros» así como a«los que celebren cualquier reunión conferencia o manifestación p'blica sin previo permiso de la.utoridad»#

    Gn paso decisivo en la estructuración política de la ona nacional es el nombramiento de D&.8!,como «Mefe del /obierno del $stado $spaEol» y «/eneralísimo de las fueras nacionales de tierra mar yaire» B(ecreto de %9 de septiembre de 1936C# La Ley de 1 de octubre de 1936 alude sin m2s al «Mefe del$stado» mientras que un (ecreto del día % de ese mes y aEo crea la Munta :"cnica del $stado#

    La legislación la laboral incluida por supuesto que se inicia en =ulio del 36 va a venir inevitablemente sellada por las e4igencias derivadas de la guerra que va a prolongarse durante casi treslargos aEos# )ero con independencia de la obvia impregnación b"lica de toda la legislación de la "pocae4isten no pocas normas específicamente referidas o determinadas por circunstancias de guerra# :alocurre en materia laboral con disposiciones sobre moviliación de traba=adores sobre depuraciones

     políticas de obreros y empleados sobre control de determinadas empresas o sobre creación deinstituciones b"licas como el tración fortaleas o prisiones#

    $n esta misma línea se sit'a el (ecreto de %5 de mayo de 1937 que reconoce el derecho al traba=o By por tanto a la retribuciónC a los prisioneros de guerra susceptibles por no ser reos de delitos comunesde «ser encauados en un sistema de traba=os que represente una positiva venta=a»#«$l derecho al traba=o que tienen todos los espaEoles como principio b2sico declarado en el puntoquince del programa de D$: y de las M,8< e4plica la $# de +# del (ecreto no ha de ser regateado

     por el 8uevo $stado a los prisioneros y presos ro=os en tanto en cuanto no se oponga en su desarrollo alas previsiones que en orden a vigilancia merecen quienes olvidaron los m2s elementales deberes de patriotismo#»

    $l citado (ecreto configura el derecho al traba=o de los prisioneros de guerra como un «derechofunción» «derecho deber» o «derecho obligación» del que deriva una remuneración ampliada en elcaso de que el prisionero tenga familiares en la ona nacional#

    La ,rden de 7 de octubre de 1935 completa al (ecreto de 1937 aEadiendo a la asistencia materialque "ste arbitra «el me=oramiento espiritual y político en palabras de la $# de +# de la ,rden citada de las familias de los presos y de "stos mismos»# . tal efecto se prev" la creación de unas Muntas Locales)ro )resos destinadas a velar por el au4ilio económico de las familias de prisioneros así como«promover en lo posible la educación de los hi=os de los reclusos en el respeto a la ley de (ios y el amor a la )atria»#

    Los prisioneros de referencia podían traba=ar tanto al servicio de entes p'blicos como al de patronos privados corriendo de cuenta de los empresarios el pago de los seguros sociales correspondientes Bart# 7

    de la ,rden de 7 de octubre de 1935C# 8orma inequívoca de guerra es tambi"n la ,rden de 1? de octubre de 1937 creadora del «

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    27/34

    %7

    Gna temprana norma de la Mefatura del $stado el (ecreto de 1 de noviembre de 1936 e4poneque «la naturalea del +ovimiento 8acional no necesita de normas derogatorias para declarar e4presamente anuladas todas cuantas se generaron por aquellos órganos que revestidos de una falsae4istencia legal mantuvieron un ficticio funcionamiento puesto al servicio de la antipatria»# )ese a tanrotunda declaración la propia norma «para evitar una engaEosa o torcida interpretación» dispone quela !omisión de Musticia de la Munta t"cnica del $stado proceder2 a proponer la derogación de las normasanteriores al 15 de =ulio «contrarias a los altos intereses nacionales»# Los primeros e4"getas de estanorma entendieron tambi"n que las disposiciones anteriores al 15 de =ulio subsistían en tanto no fueranderogadas e4presamente#

    !iertamente la m2s importante norma laboral de la ona nacional el Duero del :raba=o nocontiene disposición derogatoria alguna pese a ello es clara la incompatibilidad entre algunas de sus(eclaraciones y el derecho anterior significadamente en materia de producción normativa libertadsindical y conflictos colectivos#

    Gna ,rden de %? de maro de 1935 deroga otras de O y 1% de maro m2s sus disposicionescomplementarias fi=ando la =ornada de ?? horas semanales en la industria siderometal'rgica y dematerial el"ctrico y científico# La derogación se =ustifica en que las referidas disposiciones reductoras dela =ornada «sólo respondían a una orientación política destructora de la $conomía 8acional aparte demodificar preceptos legales vigentes por una simple disposición ministerial» adem2s e4plica la ,rdende 1935 «en ning'n momento la reducción de =ornada llegó a solucionar situaciones de paro niaumentar el rendimiento de la mano de obra»#

    ,tra ,rden "sta de 7 de abril de 1935 declara sin efecto las Kases de :raba=o a Kordo en el ramo de:ransportes +arítimos de 7 de mayo de 1936 alegando que tales Kases «nacieron fruto de una huelgarevolucionaria y con el marcado car2cter de destruir los fundamentales principios de autoridad necesa>rios en la vida del mar»#

    $l (ecreto de %1 de abril de 1935 deroga al de %9 de febrero de 1936 By disposicionescomplementariasC sobre readmisión e indemniación de obreros empleados y agentes víctimas derepresalia política# $l (ecreto de 1935 =ustifica la derogación del de 1936 Bque a su ve fue una reacciónfrente a la legislación del llamado Kienio 8egroC en que «fue instrumento e4clusivo de una política deodio y destrucción que el +ovimiento 8acional ha superado con aut"nticos afanes de hermandad»# Laderogación sin embargo no fue obst2culo para que los concretos traba=adores readmitidos oindemniados al amparo de las normas derogadas conservaran sus derechos adquiridos Bart#%C#

    Gn grupo de normas en las que se advierte de manera muy viva la contraposición de ideologías entre&ep'blica By específicamente Drente )opularC y 8uevo $stado es el relativo a las festividades laborales#

    La inspiración religiosa que proclama el r"gimen de 15 de =ulio tributaria tanto de la tradicióncatólica como de la impronta falangista y =onsista se traduce en la restauración de festividadesreligiosas# .sí los (ecretos de 6 de diciembre de 1936 %% de maro de 1937 y %% de maro de 1937 yla ,rden de 15 de maro de 1935 restablecen respectivamente las fiestas de la *nmaculada !oncepción«interpretando el espíritu tradicional del pueblo espaEol» del Mueves y -iernes

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    28/34

    %5

     per=uicio de que algunas de las concretas formulaciones del Duero tengan su homólogo en las citadasleyes#

    $l )re2mbulo del Duero contiene el compendio de la política social y económica del $stado del 15 de =ulio parcialmente inspirado en el ideario falangista y =onsista# $n dicho )re2mbulo se encuentra la proclamación de la «tradición católica» del *mperio espaEol que el 8uevo $stado renueva se encuentraasimismo la profesión de fe nacional>sindicalista Bel $stado en cuanto 8acional «es instrumentototalitario al servicio de la integridad de la )atria» fórmula "sta con antecedentes casi literales en losdiscursos de Mos" .ntonio )&*+,  ($  & *-$&. y en cuanto )rograma del )artido 8acionalista$spaEol del (r# .LK*A.8. B1930C en el +anifiesto político de «La !onquista del $stado» B1931C entoda la obra de Mos" .ntonio )&*+, ($  & *-$&. como por lo dem2s en todo el pensamiento fascistaeuropeo de los aEos %0 y 30# $l )re2mbulo del Duero de=a constancia de que el $stado emprende laV&evolución que $spaEa tiene pendienteW Mos" .ntonio )rimo de &ivera había dicho que «el puebloespaEol necesita su &evolución» declara la subordinación de la economía a la política y de «lariquea al servicio del pueblo espaEol» y hace suya la «concepción de $spaEa como unidad de destino»incorporando así la idea =oseantoniana de la )atria como «unidad de destino en lo universal» inspiradaa su ve de modo pró4imo en las ideas orteguianas del «dogma nacional» del «proyecto sugestivo devida en com'n» propuestos ya en 19%1 en la  Espa$a invertebrada.

    +uy significativa de la corriente armonicista de tanto arraigo en nuestra legislación social desde sus

    orígenes si bien repudiada por )&*+,  ($  & *-$&. es la invocación del )re2mbulo del Duero a la«hermandad» de todos los elementos de la producción#

    $l Duero se califica a sí mismo en otro lugar Bla (eclaración I-C como «carta de derechos ydeberes» que se promulga cuando «$spaEa est2 empeEada en una heroica tarea militar en la que salvalos valores del espíritu y la cultura del mundo a costa de perder buena parte de sus riqueas materiales»#

    La inspiración espiritualista y religiosa )&*+, ($ & *-$&. había proclamado al hombre «portador de valores eternos» lleva al Duero B(eclaración *C a sostener que «el traba=o no puede reducirse a unconcepto material de mercancía» incompatible con la «dignidad personal» de quien lo presta# $l Duero

     pone m2s "nfasis en el deber de traba=ar que en el derecho al traba=o# «$l derecho de traba=ar se lee enla (eclaración 1#3 es consecuencia del deber impuesto al hombre por (ios para el cumplimiento desus fines individuales y la prosperidad y grandea de la )atria#» La misma (eclaración aEade en su

     punto O que el traba=o «como deber social ser2 e4igido ine4cusablemente### estim2ndolo tributoobligado al patrimonio nacional»#

    La propia (eclaración * contiene una reiterada glorificación del traba=o muy en consonancia con eln'cleo del pensamiento falangista «si algo merece llamarse de veras un $stado de traba=adores habíaescrito Mos" .ntonio )&*+, ($ & *-$&.  en1933 es el $stado fascista»# $n efecto «el $stado seg'nla (eclaración 1#? del Duero del :raba=o valora y e4alta al traba=o B###C y lo proteger2 con la fuera dela ley###»# «$l traba=o dice el punto 6 de la (eclaración * constituye uno de los m2s nobles atributosde =erarquía y de honor» referencia de clara influencia germ2nica Bla Ley nacionalsocialista de 193?dedica su )arte *- a las faltas de los miembros de la comunidad de empresa contra el «honor social»C#

    Las (eclaraciones ** y *** del Duero constituyen un cat2logo de materias a las que en el futuro habíade referirse la acción del $stado limitación de la =ornada laboral descanso dominical respeto de lasfestividades religiosas y civiles vacaciones retribuidas etc# (entro de la (eclaración ** se incluye la

     promesa de que el $stado «libertar2 a la mu=er casada del taller y de la f2brica»#La (eclaración *** proclama que la «retribución del traba=o ser2 como mínimo suficiente para

     proporcionar al traba=ador y su familia una vida moral y digna» y anuncia la creación del subsidiofamiliar# La misma (eclaración anticipa la estataliación de las «bases para la regulación del traba=o»

    hasta entonces elaboradas por organismos paritarios y sit'a como parte de su contenido fundamental denuevo con claras resonancias germ2nicas el «recíproco deber de lealtad la asistencia y protección en losempresarios y la fidelidad y subordinación en el personal»# $l principio de estabilidad en el empleo seeleva al m24imo rango al prometerse B(eclaración ***#6C que «el $stado velar2 por la seguridad ycontinuidad en el traba=o»#

    :ambi"n la concepción alemana y específicamente la nacionalsocialista de la empresa aflora en elDuero del :raba=ador cuya (eclaración -*** prev" la ordenación de sus elementos «en una =erarquía quesubordine los de orden instrumental a los de categoría humana y todos ellos al bien com'n» ba=o ladirección del «=efe de la $mpresa» Btraducción literal del  %etriebs!&hrer  nacionalsocialistaC «responsablede ella ante el $stado»# (e tales formulaciones pudo colegirse coherentemente por Moaquín /.&&*/G$

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    29/34

    %9

    La (eclaración I del Duero asegura que «la previsión proporcionar2 al traba=ador la seguridad de suamparo en el infortunio» y que «se incrementar2n los seguros sociales B###C tendi"ndose a laimplantación de un seguro total»#

    La producción nacional se concibe B(eclaración I* del DueroC como «unidad económica al serviciode la )atria» todos cuyos factores «quedan subordinados al supremo inter"s de la 8ación» lo que sirvede =ustificación para reputar «delitos de lesa )atria» a los «actos individuales y colectivos» que atentencontra la producción y para prever la sanción de la «disminución dolosa en el rendimiento del traba=o»#

    La titularidad sindical de los medios de producción e=e de la concepción falangista brilla sinembargo en el Duero por su ausencia si en "ste se reconoce «la iniciativa privada como fuente fecundade la vida de la 8ación» B(eclaración I*#6C y la propiedad privada como medio natural para el cumpli>miento de las funciones individuales familiares y sociales» B(eclaración I**# 1C el anticapitalismo

     =oseantoniano no aflora en sus (eclaraciones#$l diseEo b2sico del Duero del :raba=o sobre la nueva concepción sindical se encuentra en la

    (eclaración I*** a la que por raones de sistema se alude m2s adelante#$n fin incluye el Duero una (eclaración relativa al artesanado B*-C figura reivindicada al tiempo

     por la teoriación falangista y la conservadora#%# «

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    30/34

    30

     parece inspirada en el par2grafo 36 de la Ley alemana sobre ,rdenación del :raba=o 8acional B193?Cdicha Ley en efecto considera que cometen falta contra el honor social los empresarios #nternehmer)*Mefes de $mpresa #+&hrer des %etriebes) o personal con funciones de mando #sonstige

     ,ussichtspersonen) cuando abusen de su autoridad en la empresa#Las sanciones previstas en el (ecreto de 1939 son de muy diverso alcance privación de cargos

    sindicales multas suspensión o p"rdida de la categoría en el traba=o y de la antigRedad despido# . ellas puede sumarse la indemniación de daEos y per=uicios ocasionados a la empresa# +ientras que laimposición de sanciones se atribuye a los (elegados de :raba=o inequívoca prueba del car2cter p'blicode la sanción la fi=ación de indemniaciones es competencia de los +agistrados de :raba=o#

    cC ignidad del traba(o la mu(er ante el traba(o$n diversas normas menores se encuentran interesantes declaraciones reveladoras tanto de la

    incipiente política social del 8uevo $stado como de una acción propagandística de "ste sobre su preocupación por la «=usticia social» una de las e4presiones clave del lengua=e del +ovimiento 8acional# .sí la ,rden de %? de abril de 1937 alude a la «labor intensa» de algunas provincias reci"nliberadas «construyendo casas y barriadas para obreros y demoliendo edificaciones antihigi"nicas» todoun símbolo pl2stico del 8uevo $stado constructor# $l (ecreto de 5 de =unio de 1935 considera contrariasa la dignidad del traba=ador proclamada en el Duero «las costumbres que establecidas ba=o un r"gimenmaterialista colocan al hombre B###C en condiciones algunas veces de inferioridad B###C a los mismosinstrumentos de las industrias»# «.sí sucede afirma la $# +# de esa norma en la forma frecuente enque efect'an sus comidas los traba=adores sentados en las aceras de las calles o alrededores de f2bricas o

    talleres e4puestos a las inclemencias del tiempo y sin que los presida el decoro y sentido de orden quetodos los actos de la vida han de tener»# )ara con=urar estos males el (ecreto ordena a las empresassiempre que no concedan dos horas para el almuero o que lo solicite la mitad del personal habilitar locales>comedores debidamente acondicionados#

    $n la ,rden de %7 de diciembre de 1935 se recuerda que «la tendencia del 8uevo $stado es que lamu=er dedique su atención a1 hogar y se separe de los puestos de traba=o» tendencia efectivamentemarcada como ya di=imos en la (eclaración  **# 1 del Duero del :raba=o# La ,rden en cuestión vienesin embargo a advertir que pese a tal directri política «es el caso que por consecuencia de la mismaguerra son numerosas las Zmu=eres[ que quedando como cabea de familia tendr2n que traba=ar parasostener a sus hi=os»# !on el fin de conocer el n'mero de estas mu=eres la ,rden dispone la realiaciónde determinados informes y encuestas#

    E! L' %$&'08'50 0'%0'"0)'"3' )*" E3')%1# ley de 10 de enero de 1937 instituye la !omisión !entraladministradora de bienes incautados por el $stado y una ,rden de igual fecha relaciona las entidadessu=etas a incautaciones entre ellas la !8: G/: y

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    31/34

    31

    espaEola mediante un sistema de sindicatos verticales por ramas de producción al servicio de laintegridad de la economía nacional»#

    .unque en el citado )unto de la Dalange aparece una referencia al corporativismo referenciatambi"n presente en el programa político del +ovimiento Monsista Bdonde se habla de las «corporacioneshispanas de traba=o»C la concepción =oseantoniana del sindicato no se inclinaba abiertamente hacia elmodelo corporativista respecto del que mantuvo actitudes de reticencia#

    :ampoco la idea sindical de la Munta de (efensa 8acional constituida en Kurgos se inspira en elsistema italiano del «sindicato en la corporación»# :odavía en una fase inicial en la que lasinconcreciones son patentes el (ecreto de la Munta de %O de septiembre de 1936 reafirma las acusacionescontra el sindicalismo republicano frente al que contrapone el sindicalismo de nuevo cuEo#

    $l citado (ecreto incorpora una de las líneas que la orientación sindical =onsista y falangistacomparte con el anarcosindicalismo el dogma del apoliticismo de los sindicatos tan insistentemente

     propugnado por ley de,rdenación :riguera de %3 de agosto de 1937 cuyo artículo 169 encomienda al

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    32/34

    3%

    dice +.(.&*./. para dominar la Dalange no se propuso reprimirla sino sencillamente ponerse a lacabea del movimiento#

    $n consonancia con la idea transpersonalista enunciada en el artículo 1 de los citados $statutos deque «D$: y de las M,8< es la disciplina por la que el pueblo unido y en orden asciende al $stado y el$stado infunde al pueblo las virtudes de

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    33/34

    33

    (eclaración I*** del Duero ordena que las ,rganiaciones asistenciales que alcanan a los obreros en paro sin medios de vida recupera insólitamente el lengua=e

     pietista y filantrópico del siglo I*I cuando declara que «un solo pensamiento inspira esta disposición brindar el brao poderoso del $stado y ofrecer el control oficial con la m24ima amplitud para que en "lse cobi=en las iniciativas de entidades instituciones o particulares llenos de sentimientos y cariEo para eldesvalido B###C logrando con ello que la beneficencia p'blica pueda llegar a ser el abrao íntimo yfraternal de poder y cariEo que una a todos los buenos espaEoles»#

    $l (ecreto>ley de % de enero de 1937 dispone por su parte que Vlos /obernadores !iviles de las provincias cuidar2n que en el territorio de su =urisdicción no e4ista un solo espaEol en paro o que noreciba en alguna forma socorro proporcional a sus necesidades familiares» Bart# 1C a cuyo fin ordena la

    reanudación de las obras p'blicas y la reactivación de las industrias# La $# +# del (ecreto>ley e4plicacómo tales medidas nacen de los principios de «=usticia social» y «solidaridad nacional» característicosdel «+ovimiento salvador de $spaEa» principios que no permiten que «pudiese por falta de =ornal o

  • 8/18/2019 BLOQUE 04. El Despliegue Institucional Del DT en La II REP y La G CIVIL (1)

    34/34

    3?

    socorro verse desatendida la población obrera o de condición modesta en sus m2s elementalesnecesidades»#

    $l (ecreto de 1 de mayo de 1937 Bdesarrollado por *nstrucciones de 5 de mayo de 1937C dispone ensu artículo 1 que «los obreros y empleados espaEoles que se encuentren en paro foroso quedar2ne4entos de satisfacer los alquileres de sus viviendas y asimismo «de=ar2n de satisfacer y les quedar2ncondonados sus d"bitos por suministro de agua y lu el"ctrica» siempre que no se superasen ciertosimportes# $l /obierno =ustifica esta medida alegando que «el espíritu de la nueva $spaEa B###C esincompatible con el desamparo de las clases humildes que privadas de traba=o no pueden atender a lasnecesidades m2s perentorias de la vida»# $l (ecreto destaca que «el contenido social del problema de lavivienda ha sido arma empleada por los enemigos de la )atria para constituir BXC un estado deanarquía» frente al cual el /obierno aporta su solución legal fundada en la «armonía de intereses» de

     propietarios e inquilinos#$n fin la ,rden de 30 de =unio de 1935 derogatoria de la 1\ republicana de O de maro de 1936

    e4pone la rotunda convicción de que «el paro involuntario ha desaparecido» Bseguramente m2s por elefecto de la guerra que por las medidas reactivadoras de la producciónC#

    G! L' 0*' %$)*0'50 )* "' A)(03$'50 2 "' J$)50 )* T$'/'7%La primera .dministración del 8uevo $stado viene condicionada por la situación de guerra que

    e4plica su provisionalidad#*nmediatamente despu"s del nombramiento del general D&.8!, como Mefe del /obierno del $stado

    $spaEol y /eneralísimo de las Dueras 8acionales B(ecreto de %9 de septiembre de 1936C la Ley de 1 de

    octubre de 1936 procede a traar la estructura del nuevo $stado creando una Munta :"cnica del $stadointegrada de siete