“PERDÍ A MI ESPOSO Y A MI HIJO” Y OTRAS ?· he acercado más a Dios, yo participo en los grupos,…

  • Published on
    19-Sep-2018

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • Revista de Estudios Sociales no. 24, agosto de 2006: 108 pgs. ISSN 0123-885X: Bogot; 71-89 pgs.

    71

    Fecha de recepcin: junio de 2006 Fecha de aceptacin: julio de 2006

    PERD A MI ESPOSO Y A MI HIJO Y OTRAS HISTORIASDE DESPLAZADOS Y DESPLAZADAS (I) / I LOST MY HUSBAND AND MY SON AND OTHER STORIES OF FORCED DISPLACEMENT VICTIMS (I)

    Perd a mi esposo y a mi hijo1

    CCEh

    Vivamos en la pobreza pero vivamos bien

    Mi situacin es la siguiente: me mataron a mi esposo y medesaparecieron a mi hijo. Yo qued sola con mis cuatrohijos. Pues s, digamos que para m esto fue un cambiototal. Y eso de pronto ha hecho que yo haga cosas paraacercarse ms a Dios. Y pues uno a veces espera a quesucedan las cosas, para despus s acercarse ms a Dios ydecir, Dios mo, perdname porque yo he estado alejadade ti. Porque yo he estado lejos de Dios y todo eso2.Pero enfrentar uno una situacin con cuatro hijos no es cosafcil. Eso es algo terrible. Mejor dicho, en donde uno tieneque hacer de mam y pap. Mis cuatro hijos estudiaban todosen el colegio, en un colegio que cuando estaba mi esposopues l les pagaba, pues era un colegio ms o menos. Perocuando yo ya me qued sola me toc retirar mis hijos y buscarmejor dicho al acomode mo, porque ya uno no est encapacidad, sin trabajo, sin casa. Porque yo me qued en lacalle, completamente en la calle, porque pagbamos unarriendo y a los ocho das me toc desocupar, porque yo nome senta en capacidad de pagar un arriendo de esos.S, pues entonces yo pienso que es algo que le puede pasar auno en la vida, muy duro, para comenzar uno a sufrir con loshijos y pues uno unos das tiene para comer y otros das no,pero a pesar de todo uno como que va acogiendo esa rutinadiaria. De pronto yo le pido mucho a mi Dios que me d esascapacidades de yo acabar de levantar a mis hijos y de podersalir adelante. Yo todava tengo las esperanzas de que meconsigo un buen trabajo, puede ser con el que tengo, con elmismo trabajo, o de otra manera, pero guardo las esperanzas

    de poder trabajar y de poder darle a mis hijos.En este momento no tengo a mi hijo estudiando, el quetiene quince aos que es el menor. Pues no estestudiando, porque me dej colgar con las pensiones.Entonces pues no puede estudiar, est trabajando, el nionecesita estudiar, el nio necesita capacitarse, pero si nopuede uno, pues qu se va hacer, cierto?Cuando a uno le matan y le desaparecen a alguien unosiente, sinceramente que todo va a terminar ah, no escierto?, pues cuando perd a mi esposo para m fue algomuy terrible, yo sinceramente yo viva mejor dichodesorientada, pues ahora qu iremos hacer? Tantas cosasque piensa uno, le va a faltar todo a mis hijos, porque yono trabajaba, mis hijos estudiaban, nosotros vivamos bienen la pobreza pero vivamos bien. Vivamos bien en elhogar, pues cmo le digo, yo tena un hogar bien bonito, yesas son las cosas que le llegan al corazn, porque sihubiera sido un hogar mal formado, todo eso, pues yocreo que a uno no se le da tan duro con esos hechos, perono, a lo contrario.Y al ao fue cuando mataron a mi hijo, eso fue otro golpemejor dicho, terrible. Yo sinceramente deca, cuando no hapasado por ah, uno no siente. Uno s siente el dolor de losamigos de uno, pero cuando uno ha pasado por ah, unodice: Dios mo, bendito, uno quiere desvanecerse, comoque uno no quiere seguir luchando. Pero uno vuelve yrecapacita otra vez, y dice pero qu me est pasando?,tengo que salir adelante, tengo que luchar hasta que Dioslo tenga a uno con vida. Eso que me ha pasado a m, sonunas experiencias.

    Yo cont mi historia y no me la creyeron3

    Yo fui, cuando me pas todo eso, a pasarme comodesplazada, yo cont mi historia tal como era, yo no mentporque uno de pronto no es la persona que est aacostumbrada a venir y pedir, pero pues yo dije no, a mi mepas esto y esto y lo otro, pues yo cont mi historia y nome la creyeron! Como les dije yo all, no es porqueustedes me ven a m, pues lo nico que yo necesito es unseguro, algo como un carn para salud. Porque yopensaba tantas cosas, se enferma alguno y no tenemos elcarn, no tenemos nada, eso fue lo nico que yo les dijeall, yo no necesito sino eso. Es ms, si ustedes no mequieren pasar por desplazada, pues aydenme, yo les ped,les rogu, les ped el favor que me dieran una ayuda. Tenala ficha del SISBEN, porque a m me haban aceptadocuando estaba mi esposo, pues tena un puntaje alto peroya yo cont mi historia, ellos me haban podido dar uncarn o algo, pero dijeron que esas historias pasaban adiario y que haba gente que iba con mentiras y que decanque les haban matado el hijo, que les haban matado elesposo y yo no s cuntas cosas, y no sal favorecida.

    Graciela Uribe*

    * Coautora del libro El orden de la guerra. Las FARC-Ep, entre laorganizacin y la poltica. Asesora de la Fundacin Sinergia. Estasentrevistas fueron realizadas dentro del marco de la investigacin"Desarraigos e imaginarios religiosos", llevada a cabo por la Facultad deEstudios Ambientales y Sociales de la Universidad Javeriana con el apoyode Colciencias.

    1 Entrevista a Mara Oliva Prez.A Mara Oliva le desaparecieron a suesposo en el Municipio de Curillo. Con cuatro hijos se desplaz aFlorencia.All fue asesinado su hijo mayor.Lugar: Curillo.Vicara del SurEntrevistada por: Graciela UribeFecha: Julio de 2003

    2 Es recurrente en los relatos de la mayor parte de la poblacin desplazada,entrevistada para este proyecto, el hacer alusin a que siempre hanestado alejados de Dios y que slo en el momento en que se vieron enpeligro y perdieron todo es que recurrieron a l. 3 Hecho muy frecuente en la atencin a la poblacin desplazada.

  • 72

    Revista de Estudios Sociales no. 24, agosto de 2006: 108 pgs. ISSN 0123-885X: Bogot; 71-89 pgs.DOCUMENTOS Graciela Uribe

    Le cuento que eso a m me dio mucha impaciencia, porqueyo deca cuntos no hay que sinceramente no lo necesitany van y se hacen pasar por desplazados y lo tienen todo,porque as hay, uno aqu conoce personas que van as. Yeso me desilusion mucho.

    Dios, aqu estoy con mis hijos

    Cuando me siento tan sola y desamparada, los primerospasos que doy son buscar a Dios realmente, decir: Diosmo, aqu estoy con mis hijos, en tus manos dejo todas misdificultades, mis necesidades y todo lo que ha pasado. Yono tuve otra alternativa, decirle a l: aqu estoy!.Yo me la pasaba malgeniada de todo lo que me pasaba,los muchachos estudiando y no tena con qu cubrir lasnecesidades y pues a m me daba desesperacin, yo medesesperaba y deca: Dios mo, yo qu hago. Pero heaprendido y Dios me ha dado esa capacidad de enfrentarlas situaciones tal y cual como le vienen a uno y sindesesperacin. Mire que a m ahora soy una mujer humilde,no me desespero, si no hay nada, pues a veces la nia medice: maana no hay con qu comer, con qu vamos haceralmuerzo, con qu vamos hacer comida. Y yo pues,siempre le digo que tranquila, pues tengo como esatranquilidad y eso de saber que Dios est con uno y queDios siempre le va a tender la mano a uno.S, yo no siento que estaba tan alejada de Dios, porquenosotros vivimos mucho tiempo, ocho aos as sincasarnos, solamente as, despus nos pusimos de acuerdonos casamos e bamos muy bien. Nosotros ramos unaspersonas que no tenamos nada, pagbamos un arriendopero mi esposo trabajaba, viva uno bien, pero entonces yosi iba a misa, l tambin iba, mis hijos tambin, bamostodos y siempre practicbamos lo que siempre tiene quepracticar uno. Pero pienso que despus de todo esto yo mehe acercado ms a Dios, yo participo en los grupos, aunqueantes yo participaba de los grupos pues no con esas ganas,pues como decir uno que el da domingo es para Dios o espara la Santa Misa, para ir a orar por las tardes.Yo no pienso que estuviera as como tan alejada, pero s hepensado en tantas cosas que uno ha sido, pues yo meconsidero que yo haba sido una persona negativa, y todoeso es falta de estar uno como ms cerca de Dios, paraaprender a ser positivo. Ahora, yo le he pedido mucho aDios y le he dicho: Dios moen todo momento que yooro: yo te entrego esas personas y te pido por ellos,porque el nico que tiene derecho de juzgar es Dios. Yo soyinocente de lo que esas personas hicieron con mi esposo,s que se lo llevaron y todo, pero yo digo que si yo me losllegara a encontrar algn da y de frente, pues yo no sientoese odio, de que mejor dicho, que le voy hacer esto o lootro. Me siento como en paz, pues todo pas. Antes puesyo senta odio, yo dije que lo van a pagar, tantas cosas quedice uno con rabia, pues yo le he pedido tanto a Dios deque me ensee a perdonar a las personas, a perdonar alque le hace mal a uno, que Dios es el que me haconcedido todo.

    Pedirle primeramente perdn por los errores de uno y yopienso que si Dios le perdona a uno y que si Dios escuchalas splicas de uno, Dios va a estar conmigo yo estoy conpaz siempre, hay sanidad, hay todo lo bueno! Yo lo veoas de esa manera.

    Lo nico que tengo que hacer es luchar

    Frente a la vida de antes y la de ahora hay como diferentesactitudes porque yo pienso que cuando una mujer sequeda sola, lo primero que hace es decir que se va aconseguir una persona, un compaero para que le ayude asostener el hogar, bueno, tantas cosas que puede pensaruno! Y yo dira que esa es la diferencia que hay, porquemire que a m no se me ha pasado por mi mente eso, yohe pensado que lo nico que tengo que hacer yo es luchar,por salir adelante. Y lo que ms he aprendido es a respetara la persona que tiene al lado. Y yo siento de que si depronto yo ahora me consigo un compaero estoy faltandoante Dios, o ese es el temor de uno. Uno cometer un errorde pronto yo, que por tener aquello, que esto y lo otro, nopuede ser! Y por ese motivo lucho, salgo, voy, trabajo,salgo que una cosa o la otra pero mejor dicho muyjuiciosamente, y todo eso lo he logrado porque Dios me loha concedido.En mis hijos he notado que hay resentimiento, en mi hijomayor. No s, yo trataba de controlarlo, de hacerle caer encuenta las cosas, pero l me deca: no, mami, es que porqu tienen que hacer una cosa de esas con mi pap.Y por lo menos el nio menor que tiene quince aos l estambin as. Y para m es preocupante porque yo mesiento, un cambio, a m no me gusta lo que l dice, lo quel explota, no s, eso no es bueno. Yo trato de hablar conellos, trato de hacerles entender las cosas, que todo pas.Pero a l no se le quita de la cabeza, tiene como unresentimiento, y como decir l dice: yo me voy a pagarservicio porque yo tengo que encontrarlos y pues eso noes nada normal. Y en este momento es eso lo quepreocupa ms.4Ahora tengo que responder por dos hijos no ms. Mi otrania, la mayor y la otra, la que le sigue vive en Neiva con elmarido. Y esta nia tambin tiene su marido pero estaqu. Son cuatro hijos. Pues para dnde me voy a ir apagar un arriendo sin tener con qu, y vea que Dios lepone en las manos de uno las cosas, yo desesperada nueveo diez meses pagando un arriendo que eso si conseguapara pagar un arriendo no consegua para comer, o sicoma, pues mentirosos sera si uno no comiera, pero mire,gracias a Dios este rancho esta aqu, al menos tenemos endonde estar. Es propio yo un da desesperada sal y me viney dije: yo tengo que conseguir una casa con la ayuda demi Dios, y yo sal y me vine, y esto era muy feo, era un

    4 Se resalta el hecho de los jvenes que buscan vengar la muerte de supadre. Resentimientos que hacen de la violencia una cadena que no seacaba.

  • 73

    Revista de Estudios Sociales no. 24, agosto de 2006: 108 pgs. ISSN 0123-885X: Bogot; 71-89 pgs.Perd a mi esposo y a mi hijo y otras historias de desplazados y desplazadas (I)/ I Lost my Husband and my Son and Other Stories of Forced Displacement Victims (I)

    parqueadero, pero entonces Nidia, una amiga, y elcompaero, me prestaron una plata para que yo compraraeste lote. Esto era un ranchito muy pequeito, y eso apenascabamos ah, eso eran apenas las camas. Gracias a Dios,ya lo tengo libre, ya pagu la deuda, y pues as, aquestamos, aqu estoy, luchando. Pero yo considero que yo yapas el peor momento, porque ya uno va aprendiendo.Nada se mueve sin la voluntad de Dios, pero a vecespienso si ser que uno se las busca, o por qu me pas am, todas esas cosas. Mejor dicho, comienza uno apreguntarse a uno mismo, pero qu est pasando.

    Me la pasaba durmiendo

    Pero yo pienso que yo ya me super, para m fueron dassobre das en donde yo no trabajaba porque yo no mesenta. A m s me dio muy duro, pero yo si le cuento unacosa yo me la pas dos, cuatro, seis meses durmiendo da ynoche, y la comida, la cuada, la hermana de mi esposo,ellos me mandaban de comer. Qu sera de m, todo el dadurmiendo! Y mis hijos estudiando.Cuando fue lo del desplazamiento yo me vineinmediatamente desde Curillo, cuando mataron a miesposo y a mi hijo. Me vine ac porque yo dije, qu voyhacer, uno solo, quedarse uno en ese pueblo. Pues yopens que uno ac tena salida, de pronto para trabajar,para todo eso, y pues gracias a Dios, me hice amiga de unaseora que pasaba todos los das a trabajar y yo le dijepara dnde va, y me dijo a trabajar, entonces yo le comenty ella me consigui trabajo, me ayud a conseguir untrabajo con almacenes, en un taller de corsetera. Eso mesirvi demasiado, an cuando yo me dorma en lamquina, porque yo no quera vivir sino durmiendo,durmiendo, me deca el mdico que eso era normal, queuno disipaba las angustias de distintas maneras.

    Mis hijos todos perdieron el ao5

    Pero yo ahorita yo siento, y a pesar de todo, pues yo heaprendido a sacar a mis hijos adelante y uno se vuelvefuerte, yo digo que los muchachos aman lo que yo digo,cierto? Porque yo pienso que cuando est la persona allado de uno, ellos le ayudan a corregir a uno o le ayudan acorregir o los muchachos pues por lo que como uno diceuna cosa y el otro otra. Pero ya uno mirndose de que yosoy la que tengo que luchar, que soy yo la que todo, comodice el cuento, a uno como que le pone sabor amargo. Y depronto a veces toca con mano dura con los hijos porque noes por uno cansn, sino porque le toca. Por ejemplo a mihija, la gordita que est en Neiva, no s si como a mi seme vinieron muchos problemas encima. A m me dicen quepsicolgicamente uno los enferma a los hijos, mis hijos

    todos, slo una no me perdi el ao, de resto todos, al aosiguiente de que pas eso, todos tres me perdieron el ao.El nio, la nia que est embarazada,la que salimellamaban los rectores y me decan: mire, venga y mire asu hija, con las rodillas as y con la cabeza entre las piernasy no le pona atencin a la profesora y el nio tambin.Entonces fue ah que me dijo la profesora: si usted nopone estos nios con un psiclogo, con grande pena yo nose los puedo aceptar ms en el colegio, no porindisciplinados ni nada de eso, sino porque ellos noprestaban atencin, la profesora hablaba y ellos se hacanlos que hacan la tarea pero no, eso fue perdido todo.Y de repeso a mi nia, la gorda, ella me deca a m, ella medeca: mami, me vienen siguiendo. Pues no s comopuede que haya sido real o como puede que se loimaginaba, pues ella me deca que no se lo imaginaba, quela perseguan, a m me daba mucho miedo y me viobligada por eso a sacarla de aqu, mandarla por all, parael Putumayo a que terminara el bachillerato. Porque leestaba yendo bien, estaba en dcimo, slo le f...

Recommended

View more >