La cultura es ordinaria: Raymond Williams y cultura es ordinaria.doc · Web viewAlgo, la cultura es…

  • Published on
    09-Dec-2018

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

La cultura es ordinaria: Raymond Williams y materialism cultural

La cultura es ordinaria: Raymond Williams y materialism cultural

Phil Edwards, Julio De 1999

Raymond Williams desarroll el acercamiento que l nombr ' materialism cultural ' en una serie de libros influyentes - Culture y Society (1958), la Revolution larga (1961), Marxism y Literature (1977). Vine al materialism cultural por otra ruta. Acabo de leer el drama en funcionamiento - un examen de Williams de las condiciones bajo las cuales los juegos se han puesto encendido sobre los aos, y de cmo los cambios en prctica del estacionamiento fueron paralelo a progresos en sociedad. Una noche, tena un sueo. Me soaba vi una serie de escenas, cada demostracin al grupo de gente en sus alrededores generalmente; Recuerdo a grupo de cardenales, St Peter exterior derecho en Roma. Las relaciones entre los elementos en cada escena - la arquitectura, la ropa, los rituales, los papeles sociales - estaban luminously claras. Despert con un sentido claro, unshakeable de la validez y la energa del acercamiento cultural del materialist.

Para el momento en que leyera el trabajo terico de Williams, es decir convertido ya. Esta experiencia ha tenido algunos efectos impares. Encuentro la escritura de Williams clara y fcil leer, por ejemplo, que recolecto es inusual; pedido un comentario sobre marxismo y literatura , el historiador Gwyn A.Williams dijo, "desafo cualquier persona para leer ese libro sin delirar rgido que va enojado." Con esto en mente, he procurado sugerir porqu el trabajo de Williams contina mereciendo la atencin de socialistas, once aos despus de su muerte.

El materialism cultural era siempre, para Williams, una teora marxista - una elaboracin del materialism histrico. "latente dentro de materialism histrico es... una manera de entender la produccin social y material diversa... de los trabajos a los cuales las categoras conectadas pero tambin que cambiaban del arte se han aplicado histricamente. Llamo esta posicin materialism cultural." La produccin cultural es s mismo material, tanto como cualquier otro sector de actividad humana; la cultura se debe entender en sus propios trminos y como parte de su sociedad. Las implicaciones para el trabajo cultural son extensas: imagnese el relacionar de los diagramas de Howard Barker con el demographics contemporneo de teatro-ir, o el fijar de la subida de la bola de Zoe en el contexto de la economa del BBC. Cultural que los estudios - una disciplina que existencia debe mucho a Williams - han rasguado la superficie de este acercamiento a los artes, pero el seguir de ella es a travs una perspectiva desalentadora.

El concepto de Williams del materialism cultural fue ms lejos, sin embargo. La pregunta dominante era cmo la relacin entre la sociedad y la cultura era entendida. En sus 1958 que el ensayo "cultura es" Williams ordinario cit el tenet marxista que "una cultura debe finalmente ser interpretada en lo referente a su sistema subyacente de la produccin" y ser lustradoa como sigue: "una cultura es una manera de la vida entera, y los artes son parte de una organizacin social que el cambio econmico afecte claramente radicalmente." La segunda parte de esta declaracin indica la resistencia de Williams a la idea marxista clsica de la cultura como ' superestructura ' que repita una ' base econmica '. La primera parte sugiere cmo l tendera un puente sobre el boquete: la cultura era "una manera de la vida entera". Este Williams counterposed la ' alta cultura ' - "esta decisin extraordinaria para llamar cierta cultura de las cosas y despus para separarlos, como con una pared del parque, de gentes normales y de trabajo ordinario".

Por lo tanto, la cultura es siempre poltica. ste no debe decir que los crmenes de la clase de la decisin se pueden leer apagado en una pelcula o un anuncio, ms que ellos lata de una difusin poltica del partido. Todava menos implica ese trabajo que apunte para ese nivel de la explicidad sea el el mejor o ms importante. Algo, la cultura es poltica porque el proceso social tratado por anlisis poltico se encaja siempre en cultura. Williams invirti los trminos del anlisis generalmente. Ms bien que el ser un rea especializada en la cual vemos reflexiones de los procesos polticos que gobiernan a sociedad, cultura es la "manera de la vida entera" que hace para arriba a sociedad humana; el anlisis poltico es un marco especializado que se puede utilizar para entenderlo.

Mucha escritura en cultura trata el cambio poltico como fuerza externa: algo que afecta el las vidas de la gente normal de afuera, y que pueden elegir los escritores para enfocarse encendido o no. Esta asuncin sostiene la tendencia de crticos de la derecha a demandar a autores para sus el propios - ' apolitical ' - perspectiva. "por los aos '50 que el truco era dado vuelta que si usted pens George Eliot era un buen novelista, usted tuvo que estar contra socialismo. Haba una incautacin directamente poltica del pasado que era intolerable."

La crtica radical es a menudo poco mejor. Incluso el acercamiento de reclamar trabajos ' apolitical ', reatndolos a su historia - la lectura de la revolucin industrial en wuthering alturas , por ejemplo, con Heathcliff visto como a dispossessed a proletario - incurri en la misma equivocacin, Williams discutido. la "experiencia social, apenas porque es social, no tiene que aparecer de ninguna manera exclusivamente en estas formas pblicas abiertas. En su misma calidad como realidad social penetra, est ya en las races de, las relaciones de cada bueno... Cuando hay dislocacin verdadera no tiene que aparecer en una huelga o en ma'quina-romperse. Puede aparecer como radicalmente y como autntico en cul est al parecer, cul es realmente familia o experiencia personal." Wuthering alturas era "central a su tiempo" debido a la energa de su articulacin de la experiencia emocional - una experiencia que era caracterstica de una sociedad que era rota en dos, psicologicamente tanto como social, bajo tensin de la industrializacin.

La poltica para su parte es siempre cultural. La historia del movimiento izquierdo y de trabajo es la historia de tentativas de desarrollar una cultura alternativa - un proceso largo, complejo y contradictorio. Williams se opuso a acercamientos preceptivos para cultivar: si era intolerable para que la derecha se apropie de George Eliot, era absurdo que la izquierda demande que ciertas formas del arte eran o no eran ' socialista '. "una cultura es significados comunes, el producto de una gente entera, y significados individuales ofrecidos... Es estpido y arrogante se prescriba suponer que cualesquiera de estos significados pueden de cualquier manera; son hechos viviendo, hechos y rehechos, de las maneras que no podemos saber por adelantado."

La cultura de la izquierda existe en un nmero de niveles. Hay de continuacin y que desarrolla de formas del arte, tales como el arte de banderas, de banderas y de edredones. Hay los logros de la impulsin continua para la clase obrera ' uno mismo-mejora ' - en hecho un movimiento de la resistencia a la exclusin de la educacin - de los institutos de aldeas que minan a travs a WEAs de hoy y a la universidad abierta. Ms ampliamente otra vez, hay el cuerpo de la experiencia colectiva acumulado con lucha. ("la sola tesis ms impactante a la opinin liberal establecida en cultura y sociedad ... era que no defin la cultura de la clase obrera como algunas novelas proletarias... sino como las instituciones del movimiento de trabajo.") Las marchas y las demostraciones, las huelgas y las ocupaciones, todas crean nuevas formas de sentido y promueven el conocimiento de diversas maneras de vivir; en un nivel ms mundano, tambin ponen en evidencia la capacidad de la gente normal de organizar y de coordinar actividad. Williams insisti que esos logros - y los recursos - no deben ser olvidados o ser reducidos al mnimo.

Por otra parte, la lucha poltica s mismo toma formas culturales. La ' cultura de DiY ' [ sic ] de se pone en cuclillas, las protestas de los contra-caminos y reclama las calles que las acciones son, entre otras cosas, una asercin directa de nuevas posibilidades culturales - y de una manera de vivir en qu cultura, arte, placer hara una parte central. Las acciones tales como stos implican a menudo el reappropriation juguetn de los edificios y de los monumentos, smbolos de la cultura dominante: en los trminos de Williams, una cultura inesperada es imponente s mismo, hacindose odo. Fiable, el armoury lleno de la cultura dominante y la orden social se trae en juego para combatirlo: "de la espuma en las pginas delanteras de los peridicos ms ricos" (cotizar a Williams a partir de 1968) a travs para dirigir - poltico - la represin. Para el capitalismo no ha dejado de ser victorioso: el espacio disponible para la oposicin cultural o poltica es continuamente debajo ataque, del reappropriation de smbolos radicales a la ocupacin literal del territorio social con CCTV. y la cultura no puede substituir para la poltica - no puede estar un atajo a una transformacin social ms grande, ms que el modelo instrumental de la poltica izquierda podra funcionar sin cultura. El sistema complejo de las transformaciones que Williams etiquet ' la revolucin larga ' podra triunfar solamente dispossessing "los rganos polticos centrales de la sociedad del capitalista": "la condicin para el xito de la revolucin larga en cualquier sentido verdadero es decisivo una revolucin corta".

Los gravmenes de Williams de las perspectivas del cambio eran a veces tristes. l crey que ni el partido laborista ni el movimiento de la unin haba avanzado un proyecto genuino reformista por muchos aos, prefiriendo manejar capitalismo y tomar aumentos sectoriales: "las perspectivas subyacentes de un partido laborista que reforma y de un movimiento del sindicato constantemente que estipula y uno mismo-que mejora - una perspectiva dentro de la cual se han alcanzado tan muchos aumentos importantes - miran como y son repentinamente callejones sin salida," l escribieron en 1982. El ao siguiente l desarroll este anlisis adentro hacia 2000 , en el cual l analizaba la nueva poltica directiva - una poltica que l nombr el ' plan X ', en el cual la nica meta es el funcionamiento continuado del capitalismo y de la bsqueda de la ventaja estratgica. Williams no vivi para ver el nuevo trabajo, pero estoy seguro que l habra reconocido el plan X a travs de la niebla retrica.

Que dicho, el espacio para los alternativas nunca est bloqueado enteramente: "ningn modo de la produccin y por lo tanto de ninguna orden social dominante y por lo tanto ninguna cultura dominante en realidad incluye o agota siempre toda la prctica humana, energa humana e intencin humana". Hay siempre - debe siempre estar - espacio para la oposicin: para pensar y la accin dirigi hacia la elaboracin de otra orden social. Esta denegacin de la desesperacin era tambin una denegacin de la clera indistinta y de la teora ingrvida, de las crticas escritas en los mrgenes de la orden dominante. Sus races estaban en el sentido de Williams de la lealtad: para clasificar, a la comunidad y a la historia. El sentido de la comunidad que l haba conocido en Pas de Gales le era crucial: su reconocimiento de ediciones verdes y de la poltica del lugar extendi ms bien que diluyendo su nfasis anterior en clase.

Sus lealtades dieron a Williams una regularidad reservada que hizo a veces que l se parece como un gradualist apacible - una impresin profundamente engaosa. En otras ocasiones la impresin era ms brutal. En 1985 l escribi: "mientras que [ los mineros ' ] la huelga termina, habr muchas otras cosas a discutir y a discutir alrededor; tctica, sincronizacin y sin duda alguna personalidades. Pero es de la importancia posible ms grande a moverse muy rpidamente y agudamente ms all de stos, a las ediciones generales decisivas que ahora se han divulgado tan claramente." Despus de que la muerte R.W. Johnson de Williams recordara este paso, atacando a Williams para que el procurar prevenga una crtica de las ' tctica numricas, midiendo el tiempo [ y ] de personalidades '. La carga es exacta pero inaplicable. Williams rechaz deliberadamente jugar ese juego, por las razones que recuerdan su crtica enduringly polmica de George Orwell ("mientras que viajaba seriamente, l era siempre luz que viajaba"). Del estilo "llano" de Orwell Williams coment, "la convencin del observador llano sin las hachas para moler... cancelaciones la situacin social del escritor y cancelaciones su postura hacia la situacin social que l est observando." La huelga de los mineros, Williams crey, las nuevas posibilidades creadas del pensamiento del oppositional y accin, uniformes en derrota; un escritor socialista que no hizo caso de estas posibilidades en el favor de recriminaciones post mortem sera verdad ' luz que viaja ', cancelando fuera de su propia posicin social y metas polticas.

A version of this essay appeared in the August 1999 issue of Red Pepper.

Books

The English novel from Dickens to Lawrence (1970)

Orwell (1971)

Politics and Letters: interviews with New Left Review (1979)

Towards 2000 (1983)

Marxism and Literature (1977)

Essays

"Culture is ordinary" (1958), "Why do I demonstrate?" (1968), "The forward march of Labour halted?" (1982), "Lukcs: a man without frustration" (1983), "Mining the meaning: key words in the miners' strike" (1985).

All essays are in Resources of Hope (1989) except "Lukcs", which is in What I came to say (1989).

Recommended

View more >