La Cuenca del Rأ­o Estero Real en el Golfo de Fonseca â€؛ vega â€؛ docs â€؛ Revi...آ  La FAO hizo una

  • View
    0

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of La Cuenca del Rأ­o Estero Real en el Golfo de Fonseca â€؛ vega â€؛ docs â€؛...

  • i

    Mayo 2010 No. 25

    RREEVVIISSTTAA DDEE TTEEMMAASS NNIICCAARRAAGGÜÜEENNSSEESS dedicada a la investigación sobre Nicaragua

    La Cuenca del Río Estero Real en el Golfo de Fonseca

    Foto de NASA número STS030-93-15.JPG (Misión-Rollo-Foto), cortesía de “Earth Sciences and Image Analysis Laboratory, NASA Johnson Space Center.” La foto original puede ob-

    tenerse de ftp://eol.jsc.nasa.gov/scanned_highres_STS030_STS030-93-15.JPG. Se reco- mienda visitar el sitio http://eol.jsc.nasa.gov

    Volcán Cosigüina

    Manglares

    ftp://eol.jsc.nasa.gov/scanned_highres_STS030_STS030-93-15.JPG http://eol.jsc.nasa.gov/ http://eol.jsc.nasa.gov/

  • El Estero Real en el Golfo de Fonseca

    Uno de los mejores puertos naturales del mundo es el Golfo de Fonseca, cubre una exten- sión de unos 1,940 km². Entre los puertos importantes en este Golfo se cuentan La Unión, en El Salvador; San Lorenzo, en Honduras; y Puerto Morazán, situado sobre el Estero Real en Nicaragua.

    Un tratado firmado en 1916 concedió a los Estados Unidos la opción de construir un canal

    i

  • interoceánico y una base naval en la zona del golfo. “Los tres países - Honduras, El Salvador y Nica- ragua - con la línea de la costa a lo largo del golfo terminan implicados en un conflicto sobre los de- rechos al golfo y a las islas localizados dentro de él. En 1992, una resolución del Tribunal Interna- cional de Justicia (ICJ) decidía sobre la tierra, las islas y el conflicto marítimo en las fronteras, una partición. El ICJ determina que El Salvador, Honduras, y Nicaragua compartan el control del Golfo de Fonseca. A El Salvador fueron concedidas las islas de Meanguera y de Meanguerita, y Honduras fue concedida la isla El Tigre.”

    Entre las islas mas importantes destacan: Meanguera del Golfo y Zacatillo (El Salvador); Za- cate Grande y El Tigre (Honduras), y los Islotes de Cosigüina (pertenecientes a Nicaragua).

    Cuatro ríos importantes desembocan en el Golfo de Fonseca: El río Goascorán que sirve de límite entre El Salvador y Honduras que descarga 1.6 millones de metros cúbicos por año; el Río Nacaome que descarga 2 millones y está totalmente en Honduras; el Río Choluteca, el más grande de la cuenca de Pacífico de América Central que descarga 3 millones; el Río Negro que en parte sirve de límite entre Nicaragua y Honduras que descarga 1.5 millones; y el Estero Real, enteramente en Nicaragua, ubicado en el extremo Sur del Golfo de Fonseca, su cuenca hidrográfica cuenta con una extensión aproximada de 3,767 km², es el río más largo del Pacífico de Nicaragua y recorre 137 km desde su nacimiento.

    Toda la Cuenca del río Estero Real es de manglares, mostrados en azul oscuro en este mapa del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP), Mapas del

    Estero Real

    ii

    http://www.sinia.net.ni/wsinap/index.php?option=com_content&view=article&id=200&Itemid=27 http://www.sinia.net.ni/wsinap/index.php?option=com_content&view=article&id=200&Itemid=27

  • El delta del Estero Real es una de las reservas naturales de mayor área en la región del Pacífi- co, decretada en Septiembre de 1993. Se localiza frente al Golfo de Fonseca en el Departamento de Chinandega, con un área de 550 kilómetros. La importancia del área del Estero Real radica en que la mayor parte de su extensión está cubierta por humedales con bosques densos de manglares que crean el medio apropiado para el desarrollo de especies de importancia económica, como moluscos, crustáceos y peces. Actuando también este manglar como barrera natural en la reducción de los im- pactos de tormentas tropicales, inundaciones y otros fenómenos climáticos, que provocan la des- trucción de bienes y pérdida de vidas como consecuencia de la alteración de la cobertura vegetal en la parte alta, media y baja de las principales cuencas y sub cuencas hidrográficas que drenan en el Golfo de Fonseca.

    Parte de la región fue declarada Reserva de Recursos Genéticos en 1996 a fin de preservar una especie de maíz silves- tre (Zea nicaraguensis) que es endémica en Nicaragua y que se encuentra sólo en esta área. Esta especie es una de las cuatro es- pecies de teosinte o maíz silvestre que son Zea diploperennis, Zea perennis, Zea luxurians, Zea nicaraguensis. En el mismo género, Zea mays es la variedad comercial de maíz. Las variedad nicaragüenses de teosinte pueden crecer o cercen muy cerca de los campos de maíz, dando oportunidades para hibri- dización entre teosinte y maíz. Para los agricultores, el teosinte es considerado una mala hierba.

    Los teosintes son componentes críticos en la evolución del maíz. Zea nica- raguensis sobrevive en unas 6,000 plantas en un área de 200 por 150 metros. En años recientes el gobierno de Nicaragua se ha preocupado en proteger sus poblaciones de teosinte, usando los dos sistemas de conservación conocidos in-situ y ex-situ. Actualmente hay mucho interés científico en buscar las propiedades benéficas del teosinte, su resistencia a los insec- tos, su perenialismo, y tolerancia a las inundaciones, para cultivar maíz aunque es una investigación difícil por las características dañinas que también tiene el teosinte.1

    Zea nicaraguensis H.H. Iltis & B.F. Benz, Novon 10: 382. 2000.

    Anuales 2–3 m de alto, con raíces fúlcreas; renuevos numerosos. Vainas glabras; lígula 3–3.5 mm de largo; láminas 20–80 cm de largo y 3–8 cm de ancho, glabras. Panícula estaminada 12–21 cm de largo, racimos 1–10 (–25), una capa basal de absci- sión bien desarrollada, eje 3.5–7 cm de largo, racimo terminal laxo, casi tan delgado como los racimos laterales; espiguillas estaminadas 8–10.5 mm de largo, pedicelos 3–5 mm de largo, gluma inferior aplanada en el dorso, (9–) 12–20 (–24)-nervia, cari- nada, las quillas angostamente aladas hacia el ápice, ciliadas; espigas pistiladas 2 o más por rama lateral, 5–9 cm de largo, dísticas, delgadas, espata 1, entre- nudos del raquis 6.5–10 mm de largo, desarticulán- dose; espiguillas pistiladas solitarias, en 2 hileras, entrenudos cupulados del raquis trapezoides, gluma inferior endurecida, brillante. Cariopsis oculta en el entrenudo cupulado del raquis.

    Rara, áreas estacionalmente inundadas, campos cultivados, vegetación secundaria abierta, Chinandega, León; 0–15 m; floresce y fructifica oct–dic; Iltis 30831, Rueda 1347; endémica. Fuente: Flora de Nicaragua

    Estero Real, presenta una de las mayores extensiones de manglares de la región, y una estruc- tura de bosque mejor desarrollada, con una extensión de 603.49 Km² (72.6 %), se encuentra gene- ralmente asociado a las zonas donde se concentra el mayor potencial para el desarrollo de la acuacul- tura del camarón y forma parte de los ecosistemas de manglares del Golfo de Fonseca, recurso que 1 Teosinte

    iii

    http://www.tropicos.org/Name/50181619?projectid=7 http://wapedia.mobi/en/Teosinte

  • comparte con los países de el Salvador y Honduras. El área de manglar dentro de la cuenca, es de aproximadamente 700 km², identificándose 4 especies de Mangle. Mangle rojo, Mangle Colorado, Angelín, Palo de sal, Mangle Blanco, Botoncillo. Por sus nombres científicos, la flora de los mangla- res digna de notar están las especies siguientes: Avicennia bicolor, A. germinans, Conocarpus erectus, Cyperus papirus, Eichornia crassipes, Laguncularia racemosa, Nimphaea spp., Parkinsonia aculeata, Rhizophora mangle, Typha dominguensis.

    Las investigaciones alrededor de la fauna asociada al manglar, se ha concentrado princi- palmente en inventarios de aves, mamíferos y reptiles, moluscos y crustáceos, desconociéndose sobre la ecología, población y distribución de estos últimos, a pesar de ser estas las especies de mayor explotación en la zona costera, a nivel de manejo de poblaciones naturales y semiartificia- les, ya que representan un rubro de importancia para la economía nacional y local. Entre la fauna acuática explotada con fines comerciales en ese sector, se encuentran los moluscos Concha Ne- gra, Anadara tuberculosa, los crustáceos Ucides occi- dentalis y penaeus, considerados de beneficios indi- rectos del manglar por encontrarse asociadas con este tipo de bosque. La concha negra, esta siendo sobre explotada, debido a que su extrac-

    ción se realiza antes de alcanzar su madurez sexual.

    Las marcas azules indican donde se colecta- ron los especimenes de Zea nicaraguensis.

    Fuente: Flora de Nicaragua

    Por sus nombres científicos, la fauna digna de mención incluye: Ajaia ajaja, Amazona auropa- lliata, Anadara perlabiata, A. similis, A. tuberculosa, Aratinga holochlora, Cairinia moschata, Centropomus nigres- cens, Ctenosauria similis, Egretta caerulea, E. thula, Euthymus lineatus, Fregata magnificens, Grandiarca grandis, Iguana iguana, Jacan spinosa, Lepidochelys olivaceae, Mycteria americana, Pelecanus albus, Pennaeus californiensis,P. stylirostris, P. vannamei, Scomberomorus concolor,Tigrisoma mexicana, Tringa solitaria. 2

    La FAO hizo una evaluación de la costa del Pacífico de Nicaragua y encontró que cerca de 39,250 ha eran adecuadas para el cultivo de camarones. En 72% de esa área está en las vecindades del Estero Real, cerca del Golfo de Fonseca; las demás están en los estuarios de Aserradores, Padre Ramos y Río Tamarindo. La producción de camarones ha aumentado regularmente, excepto en 1998 por culpa del huracán Mitch, de 415,000 kg a 5,696,475 kg en